Archivo de Público
Lunes, 18 de Enero de 2010

La marihuana no elevaría el riesgo de suicidio; estudio

Reuters ·18/01/2010 - 15:51h

Por Anne Harding

Fumar marihuana no elevaría el riesgo de suicidio, sugirió un análisis de tres décadas de registros de defunción de 50.000 reclutas militares en Suecia.

"Eso no se puede interpretar como que el uso de cannabis no tiene riesgos", dijo a Reuters Health el doctor Stanley Zammit, del Departamento de Psicología de la Escuela de Medicina de la Cardiff University, en el Reino Unido.

Aun así, "podemos descartar gran parte de los efectos del cannabis en el riesgo de suicidio a largo plazo, ya sea por depresión o cualquier otro trastorno", agregó.

El equipo de Zammit ya había hallado una relación entre el consumo de cannabis y la esquizofrenia en la misma cohorte de 50.087 hombres convocados al Ejército en 1969-1970. Casi todos tenían entre 18 y 20 años.

En ese primer estudio, los autores habían hallado también una relación "mucho más débil" entre el uso del cannabis y la depresión, la ansiedad, los pensamientos suicidas o el suicidio.

Ahora, el equipo identificó los casos de suicidio en los 33 años posteriores en el Registro Nacional de Mortalidad en Suecia. En ese período hubo 600 suicidios o muertes por causas desconocidas.

Uno de cada 10 de esos reclutas había admitido consumir cannabis. Ellos fueron un 62 por ciento más propensos a suicidarse que los que nunca habían usado esa droga.

Tras controlar factores que podrían sesgar la relación entre el consumo de marihuana y el riesgo de suicidio -como los problemas de conducta en la niñez, los trastornos psiquiátricos o psicológicos, el consumo de alcohol, el tabaquismo y el consumo de drogas paterno o materno- desapareció la asociación entre el riesgo de suicidio y el consumo de marihuana.

Mientras que los resultados sugieren que el consumo de marihuana no sería un factor de riesgo sólido de suicidio, Zammit opinó que sí respaldan la posibilidad de que el uso de cannabis tenga una relación causal con la psicosis.

El equipo sigue investigando la relación entre la esquizofrenia y el cannabis; por ejemplo, si la potencia de la droga influye en el riesgo de desarrollar psicosis.

FUENTE: The British Journal of Psychiatry, diciembre del 2009