Archivo de Público
Lunes, 18 de Enero de 2010

Caamaño afirma que "la dignidad de los seres humanos existe tengan o no tengan papeles"

EFE ·18/01/2010 - 11:12h

EFE - El ministro de Justicia, Francisco Caamaño. EFE/Archivo

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha reiterado hoy que la ley es "clara" sobre los empadronamientos de inmigrantes y ha afirmado que "la dignidad de los seres humanos existe tengan o no tengan papeles".

En una conferencia coloquio en Nueva Economía Fórum, el ministro rechazó que haya "obstáculos, como han dicho a menos de viva voz desde el Ayuntamiento de Vic".

"La dignidad de los seres humano existe tengan o no tengan papeles y el empadronamiento no puede ser nunca un obstáculo a la dignidad y a los derechos de todo ser humano", señaló el responsable de Justicia.

Además, en cuanto a la adopción de medidas cautelares por parte de la Fiscalía General del Estado, Caamaño explicó que, mientras no haya un acto firme, es jurídicamente difícil adoptar medidas de naturaleza procesal, y reiteró que la ley es "clara e inequívoca" y que no establece los "obstáculos" que proclaman desde el Ayuntamiento de Vic.

Por otra parte, preguntado por las informaciones del diario El Mundo sobre el presunto chivatazo a ETA, el ministro apuntó que "el Gobierno está muy tranquilo" y que "siempre ha actuado dentro de la ley".

También reiteró su juicio sobre la sentencia del Tribunal Constitucional ante el Estatuto de Cataluña, ya que, según indicó, "cada cierto tiempo hay necesidad de que la sentencia esté ya, y cuando no se cumple la expectativa se acusa de retraso" al tribunal.

En cualquier caso, Caamaño se mostró convencido de que los magistrados que integran este tribunal dictarán una "buena sentencia. "Y lo harán desde la independencia y la objetividad de sus funciones, pensando en la mejor interpretación de la Constitución", concluyó.

Sobre las declaraciones del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al diario El País este fin de semana, el ministro de Justicia señaló que ni él ni nadie "tiene información de lo que está pensando o trabajando el TC".

Según Caamaño, lo que puede haber por parte del presidente es una "convicción firme" de que el Estatuto es constitucional mientras el TC no diga lo contrario, ya que es una ley aprobada por mayoría por un Parlamento y la regla es que "toda norma es constitucional mientras el TC no diga lo contrario, y no al revés".

"Parece que el Estatuto tiene que ser inconstitucional porque alguien lo dice. Y casi: ¡cuidado, Tribunal Constitucional, no digas lo contrario!". "Pues no", sentenció el ministro.