Archivo de Público
Lunes, 18 de Enero de 2010

El empresario Piñera logra en las urnas el poder para la derecha chilena 52 años después

EFE ·18/01/2010 - 07:38h

EFE - El virtual presidente electo chileno, Sebastián Piñera, saluda a sus seguidores este domingo tras la jornada de elecciones presidenciales en Santiago (Chile). Piñera, un empresario millonario, se convirtió este domingo en virtual mandatario nacional, como cabeza de un histórico triunfo de la derecha, que desde 1958, cuando fue elegido Jorge Alessandri, no llegaba a La Moneda (sede presidencial) por la vía de las urnas.

Sebastián Piñera, un empresario millonario, se convirtió este domingo en virtual presidente electo de Chile, como cabeza de un histórico triunfo de la derecha, que desde 1958, cuando fue elegido Jorge Alessandri, no llegaba a La Moneda (sede presidencial) por la vía de las urnas.

En la segunda vuelta electoral, Piñera, hijo de un diplomático y doctor en Economía por la Universidad de Harvard (EEUU) y cuya fortuna ha sido calculada en unos 1.000 millones de dólares, alcanzó, según los cómputos oficiales, el 51,61 por ciento de los votos, contra un 48,38 por ciento del oficialista Eduardo Frei.

"El país quiere un cambio, ha virado a la derecha", dijo el ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma, el primer representante del gobierno de Michelle Bachelet que admitió el triunfo de la coalición por el Cambio, integrada por los partidos Unión Demócrata Independiente (UDI) y Renovación Nacional (RN), mucho más conservadores que Piñera, según los observadores.

Mientras el presidente electo de Chile fue opositor a Augusto Pinochet, los partidos de su coalición dieron sustento político a ese régimen (1973-1990) y uno de los debates internos de la derecha actualmente es la eventual presencia en el próximo gobierno de antiguos colaboradores de la dictadura.

En medio de las celebraciones del triunfo, Piñera y algunos de sus allegados más próximos enviaron señales conciliadoras hacia la Concertación, derrotada tras 20 años en el gobierno.

"Quiero acoger y revivir lo que fue la democracia de los acuerdos que nos tocó vivir e interpretar juntos cuando fuimos senadores", dijo Piñera al recibir las felicitaciones de Frei, recordando cuando ambos coincidieron en el Senado, a principios de los años 90, tras el fin de la dictadura de Augusto Pinochet .

Piñera también ensalzó a la presidenta Bachelet, que le llamó para felicitarle y a la que dijo que iba a pedirle algunos consejos, para poder continuar su obra, especialmente en el ámbito social.

"Nuestro país necesita hoy más que nunca unidad", destacó el millonario inversor, principal accionista de Lan Chile y del club Colo Colo y dueño de un canal de televisión, entre otras empresas.

"Para tener un buen país necesitamos no sólo un buen gobierno, también necesitamos una buena oposición", añadió el presidente electo, que asumirá el poder el próximo 11 de marzo de manos de la mandataria Michelle Bachelet.

Rodrigo Hizpeter, portavoz del comando electoral de Sebastián Piñera, llamó en esa misma línea a "todos los chilenos" a unirse al gobierno que Piñera encabezará desde el 11 de marzo, "para construir juntos el futuro".

"Respetamos a quienes no votaron por Sebastián Piñera y los necesitamos, los que votaron por Frei van a ser parte de nuestro gobierno de unidad nacional", dijo Hinzpeter.

Queremos de verdad que quienes votaron por Piñera y por Frei se den la mano, la campaña ha quedado atrás y desde mañana somos todos hermanos chilenos", subrayó.

La campaña de Piñera se basó en los "errores" de la Concertación que, sumida en un desgaste propio de dos décadas en el poder, fue incapaz de renovar su propuesta y de defender sus realizaciones frente al electorado, dijo a Efe el analista Santiago Escobar.

Durante los cuatro gobiernos de la Concertación (los democristianos Patricio Aylwin (1990-1994) y Eduardo Frei (1994-2000) y los socialistas Ricardo Lagos (2000-2006) y Michelle Bachelet (2006-2010), Chile cuadruplicó su Producto Interior Bruto (PIB) hasta los 172.000 millones de dólares en el 2008.

De forma paralela a los avances económicos, el país redujo la pobreza desde cerca del 40 por ciento de la población en 1990 al 13 por ciento.

Sobre esa base, el ex presidente Ricardo Lagos, al analizar el resultado de la elección dominical, afirmó que la Concertación se va "con la frente en alto" y pidió mantener la unidad en la alianza que forman democristianos, socialistas y socialdemócratas.

"Hoy nos vamos con la frente en alto, escuchando lo que nos han dicho los chilenos, escuchando también que aquí hay un reclamo hacia las prácticas políticas que a ratos entre nosotros hemos desarrollado", dijo Lagos.

Bachelet, cuya popularidad del 81 por ciento no se traspasó al candidato Frei, llamó a Piñera antes de que se difundiera el cómputo definitivo para felicitarlo por su triunfo.

"Quiero saludarlo a usted, sus hijos, a todo el equipo que lo acompañó durante todos sus meses de campaña, que yo sé por propia experiencia lo duro que puede ser", dijo.

"Quiero decirle que una vez más Chile ha podido mostrar al mundo que somos un país capaz de llevar un proceso electoral impecable, con gente ordenada, con resultados tempranos, y sin discusión por los resultados electorales", añadió.