Archivo de Público
Lunes, 18 de Enero de 2010

El ex secretario general del PCE Santiago Carrillo cumple hoy 95 años

EFE ·18/01/2010 - 07:09h

EFE - El ex secretario general del PCE, Santiago Carrillo. EFE/Archivo

Santiago Carrillo, secretario general del Partido Comunista de España entre 1960 y 1982 y uno de los principales artífices de la transición a la democracia, cumplirá hoy 95 años.

El histórico líder comunista nació en Gijón el 18 de enero de 1915, y aunque lleva 19 años retirado de la política activa, son continuas sus apariciones públicas en tertulias, mesas redondas o debates.

La última fue a finales de octubre en Madrid, en una mesa redonda que conmemoraba el 75 aniversario de la revolución de Asturias de octubre de 1934, y tuvo lugar dos días después de que Carrillo acudiera a la capilla ardiente del que fuera jefe de la Casa del Rey durante los años de la Transición, Sabino Fernández Campo.

Secretario general del Partido Comunista de España (PCE) de 1960 a 1982, Carrillo fue uno de los artífices de la transición española y un firme defensor de la política de reconciliación nacional desde el exilio, donde permaneció 38 años.

Tras la muerte del dictador Franco, usó distintas fórmulas de presión para conseguir la legalización del PCE, como la convocatoria de una rueda de prensa en Madrid en diciembre de 1976, que provocó su detención llevando una peluca que le haría famoso en toda España.

Elegido diputado en 1977, 1979 y 1982, compatibilizó su clara militancia republicana con su admiración por el Rey, con quien mantiene una excelente relación y al que defiende como motor de la transición y freno a los golpistas el 23-F.

El noviembre de 1982 cesó como secretario general del PCE y, tres años más tarde, fue excluido de los órganos de dirección del partido.

Carrillo anunció su retirada de la política en 1991, después de haber reorganizado el PCE en el exilio, reorientado su posición hacia el "eurocomunismo" y logrado su legalización -el 19 de abril de 1977- después de renunciar a la reinstauración de la República en aras de una transición pacífica a la democracia.

Se dedica desde entonces a escribir libros y artículos en los medios de comunicación y a dar conferencias y participar en tertulias radiofónicas, ya que se considera jubilado de militancia, pero no del mundo de la política.

En septiembre de 1994 fue intervenido quirúrgicamente por problemas de inflamación del intestino grueso, en el Hospital de la Princesa de Madrid.

Nuevamente, sus problemas de salud le llevaron a ingresar en agosto de 1997, en una clínica madrileña tras sufrir un mareo mientras descansaba en Miraflores, en la sierra de Madrid.

El 12 de agosto de 2000, fue intervenido en el Hospital Comarcal de la Axarquía, en Vélez-Málaga (Málaga), durante tres horas, a causa de una hemorragia digestiva, cuando disfrutaba de unos días de descanso. Recibió el alta médica el 21 de agosto.

El 11 de mayo de 2004, fue ingresado en el Hospital Clínico de Madrid con un cuadro anémico, de carácter no grave. Volvió a ingresar en junio de 2008, a causa de una arritmia.