Archivo de Público
Lunes, 18 de Enero de 2010

Los partidos no observan nada nuevo en ETA

La banda asume la propuesta de Alsasua y admite que "la mayor fuerza" de la izquierda abertzale "radica en la lucha política", pero sigue sin anunciar el final de la "lucha armada"

GUILLERMO MALAINA ·18/01/2010 - 00:01h

EFE - Un hombre lee el diario Gara, a través de cual ETA difudió ayer un comunicado.

El comunicado de ETA hecho público este domingo causó desilusión entre casi todos los partidos, que le exigieron de nuevo el cese definitivo de la violencia. PNV, PSE, PP, Aralar, EB, UPyD, Alternatiba, UPN, Nafarroa Bai y CDN compartieron, con distintos matices, esta visión. Sólo EA hizo una "valoración positiva" del mensaje de la banda, convencida de que "ayuda" al debate abierto en la izquierda abertza-le para avanzar hacia el uso exclusivo de las vías políticas.

En el comunicado, publicado en el diario Gara, ETA "hace suyas" las declaraciones hechas hasta hoy por la izquierda abertzale ilegalizada en su debate, destaca en concreto el valor de la propuesta de Alsasua y admite que "es cierto que más que en resistir a la represión", su "mayor fuerza radica en la lucha política".

ETA asume también en su comunicado la idea planteada en Batasuna de impulsar un "proceso democrático", en un escenario sin injerencias ni violencia: "No es sólo la mejor opción, sino que es la única". No obstante, la banda no prevé por ahora un cese de atentados. "Una tregua o un alto el fuego de ETA no trae como consecuencia que haya un proceso democrático", arguye.

El papel del Estado, según ETA

Por el contrario, ETA cree necesario para lanzar ese "proceso democrático" la "activación" de la ciudadanía vasca y un cambio de política del Estado, cuya participación estima imprescindible: "Si el proceso debe desarrollarse por medios democráticos y sin injerencias, y así lo creemos nosotros también, la violencia de Estado debe cesar". La banda se reafirma en el esquema de Anoeta para otro proceso de paz.

El escrito de ETA, fechado el 31 de diciembre, fue redactado cuando la militancia de Batasuna había respaldado ya mayoritariamente el documento base del debate, Clarificando la fase política y la estrategia, elaborado por Arnaldo Otegi y Rafa Díez, entre otros.

El comunicado de ETA llega tras cinco meses sin atentados

Así lo comunicó la izquierda abertzale en un comunicado el 3 de enero. Como adelantó Público hace una semana, el informe de las conclusiones del debate, que prepara un núcleo dirigente y que aún deben ratificar las bases, avalará también la propuesta de Alsasua.

El comunicado de ETA, que llega tras cinco meses sin atentados, suscitó críticas en casi todos los partidos. El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, lamentó en primer lugar que ETA "no dice lo que la mayoría de la sociedad reivindica, que cierre la persiana". También criticó que cuando la organización terrorista "habla de injerencias", se refiere sólo a "terceros", sin asumir qué "practica la injerencia en la política".

Por último, Urkullu interpretó que el texto es "más de consumo interno" en la izquierda abertzale: "Lo más preocupante es que de ese comunicado sólo se desprende que ETA pretende, desde una consideración propia de organización político-militar, ejercer una tutela política para todo un mundo".

Aralar se manifestó en la misma línea, al estimar que ETA "continúa tutelando" el debate en Batasuna. Para el partido abertzale liderado por Patxi Zabaleta, el comunicado resulta "contradictorio", en la medida en que ETA "hace suyas las propuestas de Alsasua y Anoeta" y, a la vez, se "reafirma en la lucha armada".

No obstante, Aralar dijo percibir "otro lenguaje y otro tono". Por ejemplo, calificó de "positivo" que ETA "reconozca que Euskal Herria no conseguirá la libertad con su lucha violenta" y, además, asuma las "propuestas de Alsasua y Anoeta, pues con ello reconoce que la resolución vendrá de la exclusividad de las vías políticas".

Este texto es menos beligerante que el publicado el pasado 27 de septiembre

Este texto de ETA es menos beligerante que el publicado el pasado 27 de septiembre, al final de su proceso de reflexión. Si entonces reivindicó la validez de seguir con "las armas en la mano", en el de ayer habla en términos de "lucha".

Los socialistas vascos no ven novedad alguna en el texto. Su portavoz, José Antonio Pastor, afirmó que este prueba que ETA aún "manda" en la izquierda abertzale ilegalizada y que supone "una bofetada" a quienes "decían que querían apostar por las vías políticas".

El portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, dijo también no ver "novedades" en el texto de ETA, que, a su juicio, "zanja un enfrentamiento por la fuerza de las armas" en el debate de Batasuna.

El representante de Nafarroa Bai, Maiorga Ramirez, también dijo no otorgar a ETA "ningún tipo de representatividad política" y que el único anuncio que espera es "su inmediata disolución y el abandono de la lucha armada".

Mikel Arana, coordinador general de EB la marca de IU en Euskadi, dijo que "el único comunicado que espera la sociedad vasca de ETA es aquel en el que anuncie el cese definitivo de la violencia sin condiciones por y para siempre".

La única "valoración positiva" al comunicado de ETA llegó de EA

La única "valoración positiva" al comunicado de ETA llegó de EA. Su secretario general, Peio Urizar, mostró su convencimiento de que la izquierda abertzale "está haciendo lo que le pide la sociedad desde hace muchos años; esto es, tomar la iniciativa y marcar el ritmo diciéndole a ETA que el futuro está en la política".

Según Urizar, la izquierda abertzale "ha tomado la decisión de hacer el trabajo sólo por las vías políticas" y, aunque ETA "puede condicionar el proceso", la responsabilidad es de "la izquierda abertzale". Por último, UPN, CDN, Alternatiba, UPyD y el colectivo Lokarri también pidieron a ETA el cese de la violencia.