Archivo de Público
Domingo, 17 de Enero de 2010

Firmeza de Barça y Caja Laboral

Los azulgranas aplastan (103-82) al Xacobeo Blue:Sens y los vitorianos siguen la estela tras superar al Murcia

AGENCIAS ·17/01/2010 - 16:54h

FERNANDO ZUERAS - El jugador del Regal Barcelona Mickael intenta pasar ante un jugador del Xacobeo Blue Sens.

El Regal Barcelona se mantiene intratable al frente de la clasifcación de la ACB tras la disputa de la primera jornada de la segunda vuelta, en la que el Xacobe Blue:Sens fue la víctima (103-82) de los de Xavi Pascual, en un partido que dominaron en todo momento y en el que destacó Juan Carlos Navarró que finalizó con 17 puntos y 23 de valoración.

Un partido más los culés no dieron ninguna opción a su rival y el Xacobeo, primera víctima liguera del Barcelona, sucumbió desde el inicio al ritmo trepidante tanto en ataque como en defensa que mostró el líder.

El que no se descuelga y sigue la estela de los blaugrana es el Caja Laboral que se deshizo (78-64) del colista, el CB Murcia, en un partido más igualado de lo que refleja el marcador final y en el que los pimentoneros sólo dieron su brazo a torcer en una segunda parte en la que se vieron desbordados por el ataque baskonista.

Por su parte, el Unicaja de Málaga parece haber aparcado el batacazo de no clasificarse para la Copa y venció (81-86) al Ayuda en Acción Fuenlabrada de la mano del debutante Juan Dixon (20 puntos), consiguiendo así su segunda victoria consecutiva tras la cosechada ante el Lietuvos Rytas.

Además, en el Nou Congost, el Suzuki Manresa venció (69-57) al Lagun Aro GBC de la mano de Cusworth, que finalizó con 13 puntos y 18 de valoración , en un partido que los catalanes dominaron desde el principio y se aprovecharon de un rival 'tocado' por no haber podido clasificarse para la Copa.

Por último, el Bizkaia Bilbao Basket se llevó (66-78) un duelo directo ante el CB Granada en el debut de Rafa Pueyo en el banquillo antes de que Fotis Katsikaris tome las riendas del conjunto vasco.

En un partido tremendamente igualado, las individualidades surgieron y de la mano de Marco Banic y Alex Mumbrú los vascos logran una victoria vital para seguir luchando en el pozo de la clasificación.