Archivo de Público
Domingo, 17 de Enero de 2010

Irak, Shell y Petronas desarrollarán un nuevo yacimiento

Reuters ·17/01/2010 - 16:26h

Royal Dutch Shell, la mayor petrolera de Europa, y la malaya Petronas firmaron el domingo el contrato final para desarrollar el yacimiento Majnoon en Irak, uno de los más grandes del mundo.

Shell y Petronas ganaron los derechos en una subasta realizada en Bagdad en diciembre por el yacimiento de 12.600 millones de barriles ubicado en el sur de Irak.

El contrato de desarrollo por 20 años es uno de los distintos acuerdos que Irak espera concretar en las próximas semanas, mientras intenta saltar desde el undécimo al tercer puesto en la liga de naciones productoras de petróleo.

El contrato fue firmado en el Ministerio de Petróleo de Irak en presencia del titular de la cartera, Husain al Shahristani; del presidente ejecutivo de Shell, Peter Voser; y de un vicepresidente de Shell Gas and Power, Mounir Bouaziz.

La ceremonia de la firma fue postergada durante varias horas por el retraso del avión de Voser.

"Hemos estado trabajando en Irak durante alrededor de 50 años y realmente queremos volver y traer nuestra tecnología y nuestra gente a Irak a fin de desarrollar los yacimientos en Irak y llevar el petróleo a nuestros clientes en el mundo", dijo Voser.

El contrato de Majnoon es clave en las ambiciones de Irak de revitalizar su estancado sector petrolero, tras años de guerras y sanciones económicas que dejaron en malas condiciones las infraestructuras.

Irak espera impulsar su capacidad de producción a 12 millones de barriles por día (bpd) -rivalizando con Arabia Saudí y Rusia- de los cerca de 2,5 millones de bpd en la actualidad. Majnoon, cerca del centro petrolero de Basora, es uno de los campos no explotados más grandes del mundo.

Royal Dutch Shell posee un 60 por ciento en la empresa conjunta, mientras que la estatal Petronas cuenta con el porcentaje restante.

Las compañías propusieron el pago de una comisión de 1,39 dólares (0,97 euros) por barril y una meta de producción mínima de 1,8 millones de bpd, comparado con el bombeo actual de menos de 50.000 bpd.

Responsables de Shell han dicho que las firmas invertirían "decenas de miles de millones" de dólares durante la vigencia del contrato y que ese trabajo comenzaría inmediatamente después de que se firmara el acuerdo.