Archivo de Público
Sábado, 16 de Enero de 2010

El líder Inter sufre en su visita al Bari (2-2)

EFE ·16/01/2010 - 23:13h

EFE - El jugador de Inter de Milán Sulley Muntari (d) marca al atacante Barreto de Souza (i), de Bari (i), durante el partido por la serie A del fútbol italiano en el estadio San Nicola de Bari (Italia). Inter empezó perdiendo por dos goles y al final empató 2-2, después de los tantos marcados por Goran Pandev y Diego Milito.

El Inter de Milán, líder con amplia autoridad del campeonato italiano, sufrió para sacar un empate en su visita al Bari, en un partido adelantado de la vigésimo jornada liguera con tres penas máximas convertidas y en donde el conjunto local llegó a contar con un favorable 2-0.

La confrontación, que se presentaba teóricamente favorable al Inter (dieciocho puntos más que su esta noche rival), se le complicó en exceso en la segunda mitad al vigente campeón liguero en apenas tres minutos: los que precisó el brasileño Paulo Vitor Barreto de Souza para poner el 2-0 en el marcador, con sendos penaltis (m.60 y 63).

Los tantos locales, curiosamente, despertaron al conjunto interista, que acortó pronto distancias con su último fichaje, el macedonio Goran Pandev (m.69) y, cinco minutos después, logró la igualada en pena máxima ejecutada por el argentino Diego Milito, tras ser señalado el penalti por falta sobre Pandev.

Con el 2-2, pese a quedar aún más de un cuarto de hora por jugarse, ambos conjuntos parecieron conformarse, por lo que apenas hubo más peligro en las metas.

La igualada hace que el Inter lidere ahora con 46 puntos, nueve más que el Milán, segundo clasificado y que mañana recibe al Siena, y siete más que el Juventus Turín, que viaja al terreno del Chievo Verona, y que el Nápoles, que ve la difícil llegada del Palermo.

Horas antes del Bari-Inter, en el primer encuentro del sábado, el Cagliari derrotó en casa al Livorno, por 3-0, con los dos primeros goles a cargo del argentino Joaquín Larryvey (m.3 y 50) y, el último del brasileño Jedais Capucho Neves (m.64).

Un triunfo que permite al conjunto cagliertano meterse momentáneamente en zona europea, mientras que el equipo livornés siguen la zona más cercana al descenso.