Archivo de Público
Sábado, 16 de Enero de 2010

Líderes judíos boicotean la visita papal a la sinagoga en Roma

Protestan contra el empeño de Benedicto XVI para beatificar a Pío XII

SANDRA BUXADERAS ·16/01/2010 - 23:00h

afp - La sinagoga de Roma, con San Pedro al fondo.

El Papa Benedicto XVI creía que su visita este domingo a la Sinagoga de Roma, la segunda de un pontífice en toda la historia, sería acogida como un símbolo de acercamiento entre católicos y judíos. Pero las autoridades hebreas, unas recelosas y otras claramente disgustadas con el papado de Joseph Ratzinger, se dividen entre quienes creen que gestos simbólicos como la visita de hoy ayudan al diálogo entre religiones y los que piensan que sólo sirven a los intereses de la Iglesia católica.

Una de las figuras más importantes, el presidente de la Asamblea Rabínica Italiana, Giuseppe Laras, ya ha anunciado que no acudirá al Templo Mayor de Roma. Su ausencia es notable ya que durante años fue el paladín del diálogo entre católicos y judíos junto al cardenal Martini. "Durante el actual pontificado, la relación fraterna" entre ambas comunidades "se ha hecho cada vez más débil", dijo Laras.

Igualmente crítico es el ex presidente de la Unión de Comunidades Hebraicas, Amos Luzzatto. En cambio, el anfitrión del encuentro, el rabino jefe de Roma la comunidad más numerosa y antigua de Italia, con 15.000 miembros, Riccardo Segni, cree que la historia le dará la razón y avalará el gesto de reconciliación.

El presidente del Congreso Hebreo Mundial, Ronald Lauer, agradece la visita del Papa, pero le exige "aclaraciones" sobre las decisiones polémicas de su pontificado. La comunidad se soliviantó cuando Ratzinger recuperó la plegaria del Viernes Santo sobre la conversión de los judíos, aunque luego la suavizara.

También provocó disgustos el acercamiento papal a los lefebvristas, integristas ex católicos considerados antisemistas. Los judíos tampoco entienden la decisión de avanzar en el proceso de beatificación del Papa Pío XII, a quien acusan de haberlos abandonado durante el Holocausto nazi.