Archivo de Público
Sábado, 16 de Enero de 2010

Los Príncipes destinarán a fines sociales parte de la herencia

El fallecido Juan Ignacio Balada dejó escrito que la mitad del dinero se invirtiera en una fundación

AGENCIAS ·16/01/2010 - 21:21h

EFE - Don Felipe (2d) y Doña Letizia saludan a un miembro de la comitiva emirí en presencia del embajador de España, Gonzalo de Benito Secades (i) en Abu Dhabi.

Los Príncipes de Asturias destinarán a fines sociales la parte de la herencia que les legó el inversor y empresario menorquín Juan Ignacio Balada, según ha informado este sábado un portavoz de la Casa del Rey en Abu Dhabi, a dónde llegaron Don Felipe y Doña Letizia en visita oficial.

De acuerdo con la fuente, el Heredero de la Corona y su esposa "aún sin conocer todos los detalles de la herencia del señor Balada, cuya generosidad agradecen, han decidido destinar la parte que les pueda corresponder a fines de interés general y social" y no se han dado más detalles del destino del dinero heredado.

Recientemente se dio a conocer que Juan Ignacio Balada Llabrés, fallecido el pasado 18 de noviembre en Ciutadella, había designado como herederos de su fortuna a los Príncipes de Asturias y a los ocho nietos de los Reyes, según el albacea del testamento del hombre de negocios a quién los Príncipes no conocían.

Cuando trascendieron las últimas voluntades del empresario, fuentes de la Casa del Rey precisaron que los Príncipes no habían mantenido nunca contacto alguno con Balada ni habían recibido información sobre él hasta que el albacea se puso en contacto con ellos hace unos días para comunicarles lo dispuesto por el empresario menorquín.

En el testamento, el empresario dividió su fortuna en dos mitades, una para los Príncipes y los ocho nietos de los Reyes y la otra para que el Heredero de la Corona crease una fundación para asuntos de interés general.

Los miembros de la Familia Real ignoran la cuantía de los bienes donados, su valoración, su naturaleza o si hubiese familiares que pudieran reclamar sus derechos sobre la herencia.

Según el diario Última Hora Menorca, los bienes de Juan Ignacio Balada Llabrés -hijo único del empresario Ramón Balada y la farmacéutica Catalina Llabrés- incluye fincas rústicas y urbanas, valores inmobiliarios e inversiones en Bolsa y constituye la mayor fortuna personal de Ciutadella, que podría alcanzar varias decenas de millones de euros.