Archivo de Público
Sábado, 16 de Enero de 2010

Los chilenos deciden su voto en una reñida elección para elegir mañana a un nuevo presidente

EFE ·16/01/2010 - 16:53h

EFE - Militares trabajan en la custodia de un centro de votación en Santiago, donde mañana se llevará a cabo la segunda vuelta de elecciones presidenciales chilenas entre el oficialista Eduardo Frei y el derechista Sebastián Piñera.

Los chilenos reflexionan hoy en una tranquila jornada por quién votarán este domingo, en una de las elecciones presidenciales más reñidas de la historia de Chile, en las que se enfrentan el derechista Sebastián Piñera y el oficialista Eduardo Frei.

Un total de 8.285.186 ciudadanos están llamados a elegir en esta segunda vuelta electoral al sucesor de Michelle Bachelet, que no puede optar a un segundo mandato consecutivo y dejará el poder el próximo 11 de marzo con un elevado índice de popularidad, del 80%.

El apedreo a un local de votación en Concepción, unos 515 kilómetros al sur de Santiago, es hasta el momento el único incidente destacado en esta jornada, que transcurre "con normalidad", según el ministro del Interior, Edmundo Pérez Yoma.

En tanto, los dos candidatos participaron hoy en distintas actividades con el fin de arañar nuevos votos de cara a una segunda vuelta que, según coinciden analistas y encuestas, se dirimirá por un estrecho margen de diferencia.

En la primera vuelta, el opositor Piñera, un millonario inversionista, obtuvo un 44,03% de los votos, y el oficialista y ex presidente (1994-2000) Frei un 29,60 por ciento, lo que llevó a muchos en la derecha a considerar ganada la carrera.

Pero Frei logró descontar la diferencia hasta 1,8 puntos: un 49,1% contra un 50,9% de Piñera, según una encuesta difundida el miércoles por la consultora MORI, la única realizada en todo el país en esta segunda vuelta.

En un recorrido por distintos locales de votación en Santiago, el ministro del Interior avanzó que los primeros cómputos se darán a conocer en torno a las 19.00 horas (22.00 GMT) de este domingo y consideró improbable que haya que esperar hasta el lunes para conocer al ganador.

"Nadie puede predecir eso. Puede pasar, pero las probabilidades de que eso pase son escasas. Estadísticamente, no es algo que suceda todo el tiempo, pero nadie lo puede descartar", subrayó el ministro.

Esta jornada, la segunda de reflexión previa a las elecciones, también se vio marcada por las repercusiones de las declaraciones hechas ayer por Sebastián Piñera, quien criticó a la Concertación, la coalición de centroizquierda en el poder desde 1990.

"Si no es tan malo, amigos de la Concertación, levantarse temprano, trabajar en forma honesta, ganarse la vida, sacar adelante a sus familias", afirmó este viernes el multimillonario inversor en una actividad en el barrio santiaguino de Cerro Navia.

"No corresponde que una persona, sobre todo alguien que aspira a ser presidente de la República, se refiera a los funcionarios públicos que trabajan, se levantan pronto y son muy honrados, de esta manera", respondió hoy el ministro del Interior.

También se refirió a esas declaraciones el senador democristiano Eduardo Frei, que las consideró una ofensa hacia la presidenta y hacia los funcionarios del Gobierno.

Frei se reunió hoy con vecinos del barrio santiaguino de La Florida y en las próximas horas se desplazará a Osorno, 940 kilómetros al sur de Santiago, para votar mañana en la cercana localidad de La Unión, donde está inscrito.

En tanto, Piñera, que mañana sufragará en Santiago, desayunó hoy con un grupo de personas de la tercera edad, disputó un partido de fútbol y dio un paseo en barca en el Parque Intercomunal de La Reina, todo ello en la capital chilena.

En la Región Metropolitana de Santiago, más de 16.000 miembros de las Fuerzas Armadas, Carabineros y Policía de Investigaciones velarán mañana por la seguridad de 388 locales de votación repartidos por los 16 distritos de la zona.

Según el Servicio Electoral, en todo el país se constituirán a partir de las 07.00 hora local (10.00 GMT) de este domingo un total 34.325 mesas de votación, que deberán permanecer abiertas nueve horas desde el momento en que queden instaladas.

Desde el viernes todos los lugares de votación se encuentran bajo el control de las Fuerzas Armadas y Carabineros, y mañana regirá la ley seca, que impide la venta de bebidas alcohólicas.

Los locales comerciales tendrán que permanecer cerrados a partir de las 21.00 horas de hoy (00.00 GMT del domingo) y sólo los bares y restaurantes podrán estar abiertos hasta la medianoche.

Además, los centros comerciales no podrán funcionar este domingo y el resto de comercios sólo podrá abrir a partir de las 14.00 horas (17.00 GMT).

También durante el día de la elección, y hasta cuatro horas después del cierre de la votación en la respectiva localidad, no podrán funcionar los teatros, cines y recintos de espectáculos o eventos deportivos, artísticos o culturales.

Las autoridades han animado a los electores a que acudan pronto a votar a las urnas para evitar las altas temperaturas, cercanas a los 30 grados, que se prevén en esa jornada electoral, que se perfila como una de las más disputadas de la historia reciente del país.