Archivo de Público
Sábado, 16 de Enero de 2010

"El caos es total"; miles de personas duermen en la calle en Haití

Las calles, plazas y parques se han convertido en campamentos improvisados en Puerto Príncipe, mientras se agota la esperanza de localizar supervivientes entre los escombros

PUBLICO.ES ·16/01/2010 - 17:45h

La tensión crece hoy entre los haitianos, desesperados por hallar a sus familiares y ansiosos por recibir ayuda internacional en forma de agua y alimentos. Después de perderlo todo, comienza a no haber de nada, tras un terremoto que según las autoridades de la isla podría haber causado hasta 200.000 muertos.

"Ya hemos recogido alrededor de 50.000 cadáveres y anticipamos que habrá entre 100.000 y 200.000 muertos en total, aunque nunca sabremos la cifra exacta", señaló el ministro del Interior, Paul Antoine Bien-Aime.

El golpeado Gobierno de Haití entregó a Estados Unidos el control de su principal aeropuerto para ordenar los vuelos de ayuda humanitaria de todo el mundo y distribuir los suministros en la empobrecida nación caribeña. Francia ya se ha quejado formalmente porque los militares estadounidense no han permitido el aterrizaje de un vuelo procedente del país galo, que llevaba un hospital de campaña.

Decenas de miles de personas afectadas por el terremoto del martes viven ahora en las calles y en campamentos improvisados que cubren casi cada centímetro de los espacios públicos abiertos en Puerto Príncipe, según responsables del Comité Internacional de la Cruz Roja presentes en la ciudad. El portavoz del CICR Simon Schorno, quien pudo visitar varias zonas de la ciudad el viernes, entre ellas Christ-Roi, Nazon, Centre-Ville, Delmas y Canape-Vert, señaló hoy que "el caos es total".

"Hay destrucción en todos los barrios. La gente anda de un lado a otro, buscando comida, ayuda. Muchos llevan mascarillas para protegerse del mal olor de los cadáveres en descomposición, no hay tiendas para refugiarse, no hay bolsas de plástico, no hay lugares para cocinar, ni retretes", señaló. Schorno describió, sin embargo, escenas de gran solidaridad entre vecinos y desconocidos, que comparten lo poco que tienen y se organizan de la mejor manera posible.

El CICR calcula que unas 50.000 personas se encuentran instaladas en la plaza de la ciudad del Champ de Mars. En total, hay unos 40 puntos en la ciudad donde se concentra y acampa la asustada población. Entretanto, mucha gente sale en autobuses repletos de personas que van al campo tratando de llegar hasta donde tienen familiares. Cerca del instituto de enseñanza Louis de Gonzague viven ahora unas 5.000 personas que duermen al raso.

Ayuda médica

En los centros médicos de la capital falta personal médico, están saturados y no pueden atender al alto número de pacientes, mientras se espera que un cargamento de 40 toneladas de suministros médicos del CICR llegue a Haití el domingo. El CICR ha publicado folletos con preguntas y respuestas acerca de los riegos que conllevan los cadáveres y la posible extensión de enfermedades. La mayoría de los hospitales públicos y privados que funcionan no tienen médicos ni enfermeras suficientes para atender a los cientos de heridos que se agolpan en sus puertas.

Ante la gravedad de la situación, que la ONU ha calificado de "catástrofe histórica", la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja ha revisado al alza el llamamiento para recaudar fondos para Haití hasta los 105,7 millones de francos suizos (103 millones de dólares, 73 millones de euros), para asistir a 300.000 personas durante tres años. El llamamiento ha multiplicado por 10 la cantidad inicial solicitada el 13 de enero, y refleja la necesidad de ayuda a largo plazo para el devastado país.