Archivo de Público
Sábado, 16 de Enero de 2010

El PP catalán advierte de que el padrón es la puerta de entrada de los 'sin papeles'

Con el paso de los días, el PP se va aproximando a las tesis del Ayuntamiento de Vic

PUBLICO.ES / AGENCIAS ·16/01/2010 - 13:06h

EFE - En la imagen, la presidenta del PP de Catalunya, Alicia Sánchez Camacho. EFE/Archivo

La primera reacción del PP ante el caso del Ayuntamiento de Vic fue calificar de "xenófoba" su negativa a empadronar inmigrantes indocumentados. Con el paso de los días esa censura se ha ido relajando. 

Si ayer se conocía que un ayuntamiento del PP, en Torrejón de Ardoz (Madrid), exigía a los inmigrantes una vivienda que cumpliera con una serie de metros cuadrados como condición para empadronarlos, hoy, pese a eludir apoyarlo explícitamente, el PP catalán se ha alineado en la práctica  con el leitmotiv de la argumentación de Vic: El padrón es la puerta de entrada de los inmigración ilegal.

Así lo ha dicho Alicia Sánchez Camacho, presidenta del PP en Catalunya, quien considera que lo sucedido en el Ayuntamiento de Vic es "la punta del iceberg de un problema real", ante la que los políticos tienen que "unificar criterios".

Camacho considera que el problema es la Ley de Inmigración, y aunque cree que los consistorios tienen que aplicar "la legalidad", sí lamentó que se deje a los ayuntamientos en una situación de "incertidumbre" en la que "no saben qué normativa es mejor aplicar".

Rajoy acusa al Gobierno de "demagogia"

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, cargó hoy duramente contra la política de inmigración que ha practicado el Gobierno socialista en los últimos años recalcando que el rechazo del Ayuntamiento de Vic (Barcelona) a empadronar a inmigrantes en situación ilegal demuestra la "demagogia" de los socialistas en esta materia. Por eso, exigió al Ejecutivo una modificación de la Ley de Extranjería.

Durante la clausura de la XV Interparlamentaria del PP celebrada en Palma de Mallorca, Rajoy subrayó que "cuando las cosas se hacen mal, acaban notándose". "¿Os acordáis de los 'papeles para todos', de las regularizaciones masivas y de una política suicida, de una modificación en la ley que no sirvió para nada? -preguntó a su auditorio-. Hemos pasado ahora a que sus propios compañeros de partido y sus socios, que apoyaron su actuación y su legislación, estén haciendo todo lo contrario".

El líder de la oposición afirmó que las leyes "están para cumplirse" y, por tanto, "hay que cumplirlas", pero al mismo tiempo urgió al Ejecutivo a cambiar su política de inmigración. "La ley hay que modificarla y espero que en este momento, vistos los efectos de la demagogia que llevan haciendo durante años, modifiquen la ley, se avengan a razones y cambien su política para no generar más problemas al conjunto de los ciudadanos", concluyó.