Archivo de Público
Sábado, 16 de Enero de 2010

Los Hermanos Musulmanes egipcios designan al conservador Mohamed Badía su guía

EFE ·16/01/2010 - 11:52h

EFE - El hasta ahora máximo líder de los Hermanos Musulmanes (el movimiento islamista más antiguo del mundo y el más extendido en Egipto), Mohamed Mahdi Akif. EFE/Archivo

El conservador Mohamed Badia, de 66 años, ha sido designado nuevo guía general para dirigir a los Hermanos Musulmanes de Egipto en los próximos seis años, anunció hoy la organización islamista, la mayor fuerza opositora del país.

Badia, veterinario y profesor universitario, fue presentado por el hasta ahora máximo dirigente de la organización, Mohamed Mahdi Akif, que llegó al liderazgo de los Hermanos en enero de 2004 y que renunció a continuar al mando del grupo.

El nuevo líder está considerado por los analistas como un miembro del ala más conservadora de la agrupación.

El nombre de Badia, que se convierte en el octavo "murshid al am" (guía general) de esta organización, fundada por Hasan al Banna en 1928, fue anunciado en un concurrido acto celebrado en la sede del grupo en la isla de Roda, en El Cairo.

Durante el discurso que Badia pronunció tras anunciarse su nombramiento, el nuevo líder insistió en el compromiso de su organización con el islam y llamó a las reformas globales tanto del individuo como de la sociedad y del sistema político.

La elección de Badia se produce en medio de una de las mayores crisis internas de esta organización por divergencias entre moderados y reformistas.

Sus principales retos serán el de reunificar las filas de los Hermanos y preparar a la organización para las elecciones parlamentarias de noviembre.

La trayectoria de Badia ha estado más enfocada a la predicación que al activismo político.

En 1965, durante la presidencia del Abdel Naser, Badia fue condenado a 15 años de cárcel, de los finalmente pasó 9, por sus lazos con Said al Qutb, que fue sentenciado a muerte por ser el cerebro de un supuesto plan para imponer por la fuerza un régimen islámico.

Los Hermanos Musulmanes, que en su discurso defienden un sistema democrático y parlamentario, fueron proscritos en 1954, aunque desde la llegada al poder del anterior mandatario, Anwar al Sadat, en 1970, han sido semitolerados hasta el punto de que se han convertido en la principal fuerza de la oposición en el Parlamento.

En las pasadas elecciones de 2005 obtuvieron la quinta parte de los escaños en la Cámara Legislativa, tras unos comicios a los que se presentaron como independientes para evitar los obstáculos legales.

Desde entonces, el régimen del presidente Hosni Mubarak ha lanzado una campaña represiva contra la organización, con medidas legales y judiciales, con el único objetivo de debilitarla con vistas a los comicios de noviembre de este año, según los analistas.