Archivo de Público
Viernes, 15 de Enero de 2010

Federer tiene un cuadro difícil hacia su 16º Grand Slam

Reuters ·15/01/2010 - 19:32h

Roger Federer se enfrenta a un difícil camino para extender su récord de títulos de Grand Slam a 16 en el Abierto de Australia, comenzando su temporada la próxima semana con una prueba en primera ronda ante el ruso Igor Andreev.

En su último enfrentamiento, el número 36 del mundo llevó el partido al quinto set en el Abierto de Estados Unidos, y además, en su camino hacia la cuarta ronda, el suizo podría enfrentarse a la esperanza local, Lleyton Hewitt o al decimoquinto cabeza de serie, el francés Gilles Simon, que podrían frenar su camino hacia los cuartos de final.

El chipriota Marcos Baghdatis, a quien ganó el número uno del mundo en la final de 2006, también podría ser un posible rival en la cuarta ronda, antes de su potencial rival de cuartos de final, el ruso Nicolay Davydenko, número seis del mundo, que atraviesa un gran estado de forma.

Rafa Nadal tiene un camino mucho más fácil para meterse entre los cuatro mejores y defender el título que ganó el año pasado en un emocionante partido en cinco sets ante Federer.

El mallorquín, número dos del mundo, ha quedado emparejado con el australiano Peter Luczak en el sorteo que se ha realizado el viernes pero se enfrentaría en tercera ronda al estadounidense John Isner, que tiene un potente servicio y que eliminó a Andy Roddick en el Abierto de Estados Unidos del año pasado.

"Cogía el avión justo ahora mismo y uno de mis compañeros me llamó y me dijo que (tenía) a Nadal", dijo el 78º de la clasificación mundial a los periodistas. "Sí, fue un vuelo un poco deprimente".

En el cuadro femenino, la tetracampeona y cabeza de serie Serena Williams empezará el torneo contra la polaca Urszula Radwanska en lo que parece un camino relativamente sin problemas hacia los cuartos de final.

Sin embargo, la rusa Elena Dementieva, quinta cabeza de serie, necesitará encontrar antes su mejor forma si quiere igualar o mejorar su llegada a la semifinal, que consiguió el año pasado, al tener que superar un potencial cruce en segunda ronda con la antigua número uno Justine Henin.

ESPERANZA DE HENIN

La belga alcanzó la final del torneo de Brisbane a comienzos de este mes en el primer torneo tras su reaparición y debería tener demasiadas armas para batir a su compatriota y rival en primera ronda Kirsten Flipkens.

En caso de seguir en el torneo, Henin tendría unos hipotéticos cuartos de final contra la campeona de Rolland Garros Svetlana Kuznetsova o contra la belga Kim Clijsters, que ganó el Abierto de Estados Unidos en su reaparición el año pasado.

Clijsters, que necesitó tres sets para ganar a Henin en Brisbane, ha quedado encuadrada contra una tenista procedente de la clasificación en primera ronda.

"No creo que nadie pueda volver tan fuerte pero Kim demostró lo contrario", dijo John McEnroe a los periodistas haciendo referencia a Clijsters, que tuvo una hija durante sus dos años de ausencia.

"Justine es una de las mejores tenistas que participan. Para mi las tres favoritas son las dos (belgas) y Serena (Williams)".

El tercer cabeza de serie y ganador en 2008 Novak Djokovic comenzará contra el español Daniel Gimeno-Traver, mientras que el último ganador del Abierto de Estados Unidos Juan Martín del Potro esperará que su lesión en la muñeca no le cause demasiados problemas en la primera ronda que disputará contra el estadounidense Michael Russell.

El Abierto de Australia comienza el lunes.