Archivo de Público
Viernes, 15 de Enero de 2010

Aconsejan adelgazar unos kilos antes de cirugía contra obesidad

Reuters ·15/01/2010 - 15:00h

Por Laura Buchholz

Adelgazar algunos kilos antes de una cirugía contra la obesidad reduciría el riesgo de sufrir complicaciones quirúrgicas, según señaló un estudio realizado en Estados Unidos.

Una revisión de las historias clínicas de 881 pacientes obesos operados reveló que cuanto más peso habían adelgazado antes de la cirugía, menos complicaciones posquirúrgicas tuvieron, como infecciones, formación de coágulos y problemas renales.

Las variaciones prequirúrgicas del peso en esos pacientes fueron desde unos pocos kilos hasta la pérdida de más del 10 por ciento del peso en exceso.

La tasa de complicaciones posquirúrgicas fue casi dos veces más alta en los que engordaron antes de la cirugía que en los que adelgazaron, publicó en Archives of Surgery el equipo de Peter N. Benotti, del Centro Médico Saint Francis, en Trenton, Nueva Jersey.

En todos se utilizó el bypass gástrico en Y de Roux con laparoscopía o cirugía abierta. El bypass consiste en engrampar la parte superior del estómago para crear una bolsa pequeña, lo que limita la cantidad de comida que puede ingerir el paciente. El cirujano realiza un puente entre la bolsa y el intestino delgado para reducir la absorción de nutrientes.

Los pacientes operados con la cirugía abierta tuvieron más riesgo de sufrir complicaciones posquirúrgicas, independientemente de si antes habían engordado o adelgazado.

La popularidad de la cirugía para tratar la obesidad creció en los últimos años y, también, los pacientes más grandes y enfermos que la solicitan.

Por eso, los médicos tienen la necesidad de identificar los factores de riesgo y ayudar a los pacientes a prepararse para una cirugía exitosa. El nuevo estudio sugiere que adelgazar antes de la operación sería uno de esos pasos para lograr mejores resultados.

Algunos cirujanos les indican a los pacientes de alto riesgo que antes adelgacen unos kilos. Otros creen que eso "sería una medida disuasiva de la cirugía". Además, se desconoce el efecto a largo plazo de adelgazar antes de la cirugía.

Benotti insistió en diálogo telefónico con Reuters Health que los pacientes tienen que saber que la cirugía "no es un tratamiento definitivo".

La dieta saludable, el cambio del estilo de vida y la modificación de la conducta son básicos para mantener la reducción del peso después de la cirugía. "La cirugía motiva a las personas, que saben que recibirán ayuda", dijo Benotti.

FUENTE: Archives of Surgery, diciembre del 2009