Archivo de Público
Viernes, 15 de Enero de 2010

Massa intenta olvidar los demonios de su derrota en 2008

Reuters ·15/01/2010 - 13:53h

El piloto de Ferrari Felipe Massa ha teido más problemas para asumir su agónica derrota en el campeonato del mundo de F-1 en 2008 que para recuperarse de un accidente que puso en peligro su vida y acabó con su temporada el año pasado.

El brasileño, que en julio sufrió una grave herida en la cabeza durante los entrenamientos del Gran Premio de Hungría, tuvo otra experiencia dolorosa el año anterior cuando perdió el campeonato ante Lewis Hamilton por un solo punto.

Como si perder el título de en la última curva no hubiera sido bastante, descubrir que el Gran Premio de Singapur de 2008 estuvo amañanado aumenta su miseria, ya que el resultado de esa carrare podría haberle costado la victoria.

"Físicamente ahora me siento mejor que antes del accidente", dijo a los periodistas en una rueda de prensa en una estación de esquí antes de que la temporada comience en Bahréin el 14 de marzo.

"El accidente no ha cambiado mi vida, no ha cambiado la forma en la que pienso o trabajo", añadió.

En un principio, no se dio cuenta de lo grave que era su herida.

"Después del accidente cuando estaba en el hospital en Hungría estaba seguro de que estaba en posición de no perderme ninguna carrera", dijo. "Una vez casi me peleé con mi mujer porquer me dijo que no iba a correr en Valencia (cuatro semanas después del premio de Hungría)".

Massa ha superado el accidente, pero si quería olvidarse de Singapur 2008, dos sucesos recientes han reavivado sus recuerdos.

REGRESO DE SCHUMACHER

La FIA halló culpable al ex jefe de la escudería Renault Flavio Briatore de ordenar a Nelson Piquet que se estrellara, dejando ganar al español Fernando Alonso e impidiendo que Massa lograse unos puntos que tal vez habrían sido claves en la lucha por el título.

Este mes, un tribunal de París revocó la suspensión de por vida que pesaba sobre Briatore, pero Massa sigue preguntándose si la clasificación de 2008 no se podría haber corregido después de que el asunto se descubriera el año pasado.

"Sinceramente, si en el deporte ves algo que no está bien y que se ha hecho contra las reglas, no creo que sea difícil cambiar el resultado incluso aunque no sea genial para el deporte", comentó.

"Pero todo el mundo sabe lo que pasó en 2008, no vamos a ganar nada mirando atrás".

Otro recordatorio del escándalo es que Alonso es ahora el compañero de Massa en Ferrari. El brasileño cree la declaración de Alonso de que no sabía nada sobre el incidente, y que el incidente de 2007 en el que discutieron tras una carrera reñida está olvidado.

"Tuvimos una discusión en 2007 en Alemania. Después dijo que lo sentía y la cosa pasó. No tengo problemas con Fernando", afirmó Massa, añadiendo que hay una diferencia inmediata entre el español y su antiguo compañero Kimi Raikkonen.

"Ya he hablado más con Fernando de lo que hice en tres años con Kimi", dijo riendo Massa, que ha sido padre hace poco.

Otro ex compñaeor, el heptacampeón del mundo Michael Schumacher, ha sorprendido a todo el mundo al salir de su retiro y abandonar su puesto como asesor de Ferrari para correr con Mercedes.

"Michael era más feliz corriendo de lo que era cuanod lo dejó. Es difícil decir si ha hecho bien. Podría ser competitivo inmediatamente o podría llevarle un tiempo llegar a donde estaba, pero es bastante interesante para el deporte", apuntó el brasileño.

"Si estuviera en su lugar, quizá habría ido en una dirección similar. Seguro, es astante raro verle cxorriendo para otro equipo, pero también es verdad que Ferrari ya tenía dos pilotos".

"Por supuesto que Michael es un amigo. Fuera de las carreras, la amistad continuará".