Archivo de Público
Viernes, 15 de Enero de 2010

Dos españoles murieron en el terremoto

Los equipos de rescate están encontrando casi imposible distribuir la comida y el agua potable

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·15/01/2010 - 11:49h

El matrimonio de españoles Yves Baltroni y María Jesús Plaza ha fallecido como consecuencia del seísmo que ha destrozado Haití. Plaza era española y su marido tenía también esta nacionalidad, aunque era de origen haitiano. Estaban el país arreglando la documentación por una herencia.

Los cadáveres de la pareja han sido reconocidos por dos de sus hijas. Una tercera viaja ya hacia Haití.

Esta mañana, el mismo Moratinos había avanzado que se había localizado "sanos y salvos" a 87 españoles de los 111 que componen la colonia residente en Haití.

La vicepresidenta del Gobierno ha precisado que no los miembros de la colonia española estaban en Haití en el momento del terremoto. El Gobierno trabaja para localizar al resto de españoles que podrían estar desaparecidos y ha dicho que podrían ser "cuatro o cinco", si bien ha insistido en que las comunicaciones están siendo muy difíciles.

Día tres después del seísmo

Mientras, empieza el día tres en Haití después del terremoto. El país se despierta de nuevo con la esperanza de que la ayuda internacional llegue en masa, pero según los relatos de varios corresponsales extranjeros, esto no acaba de pasar.

La desesperación empieza a poderarse de la población que ha vuelto a dormir en las calles de la capital, Puerto Príncipe, por temor a las réplicas y ante la falta de un techo donde cobijarse.

La Cruz Roja estima que hay al menos 50.000 muertos. Ayer, el presidente del país, Réne Préval, dijo que habían enterrado 7.000 cuerpos en una fosa común.

El aeropuerto de Puerto Príncipe no puede asimilar la llegada de todos los aviones y la coordinación de la ayuda que va llegando está siendo imposible de repartir en condiciones porque las comunicaciones están destruidas. Carreteras, caminos y puentes están bloqueados. "La tecnología nos está jugando una mala pasada. El país está roto, no hay nada. El hecho de hablar con vosotros me parece un milagro", relata Daniel Lozano, el enviado especial de Público a la zona del seísmo.

"El país está roto, no hay nada. El hecho de hablar con vosotros me parece un milagro"

Andy Gallacher, enviado de la BBC a Puerto Príncipe alerta de que mucha gente que sobrevivió al terremoto está muriendo y de necesitan agua potable, comida y medicamentos de manera desesperada.

"Escuchamos por la radio que los equipos de rescate extranjeros están llegando, pero aquí no llega nada", reclama uno de los residentes de Puerto Príncipe a la cadena británica. Es el mismo lamento que el de Sylvian Angerlotte, haitiano que vive en la capital, a la agencia AP: "Necesitamos comida y agua potable. Mis vecinos están sufriendo mucho".

Desesperación

Y la desesperación está llevando a las calles de Haití las primeras revueltas. "Ayer intentaron secuestrar varios de nuestros camiones. Hooy casi no podemos trabajar por la falta de seguridad",  dijo a France Press Delfín Antonio Rodríguez, coordinador dominicano de las labores de rescate.

Esta mañana EFE informaba del asalto a uno de los  depósitos de alimentos de la ONU . "Los saqueos son normales en este tipo de situaciones", anunció emilia Casella, representante de Naciones Unidas, que aseguró que se había preparado comida para alimentar a dos millones de personas.