Archivo de Público
Viernes, 15 de Enero de 2010

Pyongyang amenaza con una "guerra santa" a Seúl mientras acepta su ayuda

EFE ·15/01/2010 - 12:30h

EFE - Una presentadora norcoreana es vista en una reproducción de una pantalla de televisión de la Estación Central Norcoreana de Televisión, que informó ayer, que el país socialista propuso diálogos de trabajo el 26 y 27 próximos, para discutir sobre las visitas surcoreanas al monte Kumkang y la antigua ciudad de Kaesong en Corea del Norte. EFE/Estación Central Norcoreana de Televisión

Pyongyang amenazó hoy con una "guerra santa" a Corea del Sur en respuesta a los planes de invasión de Seúl y Washington en caso de inestabilidad política en el país comunista, informó la agencia surcoreana Yonhap.

La amenaza de Pyongyang coincide con su aceptación hoy de la ayuda alimentaria que hace meses ofreció Seúl.

A través de la agencia estatal norcoreana KCNA, Corea del Norte criticó el plan de Seúl y Washington para invadir el país comunista en caso de inestabilidad política, como en caso de muerte del líder norcoreano, Kim Jong-il.

"Si se completa y lleva a cabo el plan de provocación de las autoridades surcoreanas dirigido a nuestra cúpula revolucionaria y el sistema socialista, se iniciará una guerra santa de venganza para volar la sede de las autoridades surcoreanas", dijo a la KCNA un portavoz de la Comisión Nacional de Defensa norcoreano.

La Comisión Nacional de Defensa es el máximo órgano militar norcoreano que preside el líder comunista, Kim Jong-il.

Un portavoz norcoreano no identificado pidió una "disculpa sincera" de Seúl por este plan contra su país y advirtió de que, en caso contrario, Corea del Sur será excluida totalmente en cualquier diálogo para mejorar las relaciones bilaterales.

La amenaza norcoreana llega después de que los medios surcoreanos informaran recientemente de que Corea del Sur revisó su plan de contingencia para afrontar una emergencia en Corea del Norte, como el derrumbamiento del régimen norcoreano.

Estas advertencias se producen pocas horas después de que Corea del Norte aceptara la ayuda humanitaria de 10.000 toneladas de maíz que había ofrecido Seúl en octubre, las cuales Seúl podría adquirir en China.