Archivo de Público
Viernes, 15 de Enero de 2010

Milagros entre los escombros

Un cooperante de la unidad de bomberos de la Comunidad de Madrid rescata a un pequeño atrapado en los escombros de su casa.

PÚBLICO.ES ·15/01/2010 - 11:06h

 AP/Gérald Herbert

Se sabe el nombre del pequeño. Es Redjeson Hausteen Claude y tiene dos años. Y el de al menos dos de sus salvadores: Félix del Amo, jefe de bomberos de Tordesillas (Valladolid), en la foto, y Óscar Vega, bombero leonés que trabaja en Valladolid.

Su casa en Puerto Príncipe quedó completamente destruida el pasado martes cuando el suelo de Haití tembló. Ayer, gracias a las tareas de rescate volvió a ver la luz.

La primera teniente alcalde de Getafe, Sara Hernández, ha asegurado que los miembros de la unidad canina de Protección Civil de Getafe desplazada en Haití, trabajó durante más de 14 horas en los escombros, junto a los grupos de Estados Unidos y Finlandia, en el rescate de otras cuatro personas.

También indicó que el médico de la expedición de Getafe se encargó de atender al pequeño de dos años rescatado por los miembros de la expedición de la Comunidad de Madrid. 

Hernández felicitó a los voluntarios de Protección Civil de la localidad por "la gran labor que están realizando, lo que les da muchos ánimos para seguir trabajando ya que se encuentran bien tanto física como anímicamente". El ayuntamiento de Getafe envió el pasado 13 de enero a Haití a su unidad de rescate canina de Protección Civil, formada por tres perros y ocho personas junto con varios vehículos, material técnico, sanitario y varias tiendas de campaña. 

El trabajo de los bomberos españoles no cesa, ya que también se ha conocido que la Unidad Canina del Cuerpo Municipal de Bomberos de Huelva rescató durante la jornada del miércoles a una persona con vida que había quedado atrapada en los escombros, tras 18 horas de trabajo. Los bomberos siguen trabajando en la zona, porque los perros han detectado más posibles supervivientes. 

Afortunadamente, algunas historias como estas, van apareciendo entre cifras de muertos y gritos de lamento. El enviado especial de la CNN, Anderson Cooper, fue testigo del rescate de una niña de 15 años ayer, después de que varios voluntarios estuvieran cinco horas quitando los escombros que la mantenían atrapada.