Archivo de Público
Viernes, 15 de Enero de 2010

Guernica en Palestina, una obra con la perspectiva palestina del conflicto

EFE ·15/01/2010 - 10:36h

EFE - Imagen de la portada del libro "Palestine's Guernica" ("El Guernica de Palestina"), en el que se afirma que el bombardeo fascista de la ciudad vasca de Guernica durante la Guerra Civil española y la ofensiva israelí en Gaza de hace un año tenían un mismo objetivo: doblegar la voluntad de la gente.

El bombardeo fascista de la ciudad vasca de Guernica durante la Guerra Civil española y la ofensiva israelí en Gaza de hace un año tenían un mismo objetivo: doblegar la voluntad de la gente, según el libro "Palestine's Guernica".

La obra, editada en inglés en la ciudad cisjordana de Ramala, incluye una serie de textos en torno a los 23 días de ataques israelíes, que dejaron en la franja 1.400 muertos, en su mayoría civiles, más de 5.000 heridos y miles de viviendas destruidas.

Se trata de una iniciativa de "Palestine Monitor", organización con sede en Ramala -el corazón administrativo del territorio palestino ocupado de Cisjordania- creada por el ex ministro palestino y líder del partido "Al Mudabara", Mustafa Barghuti, para dar a conocer la perspectiva palestina del conflicto regional.

A través de sus 177 páginas, "Palestine's Guernica" ("El Guernica de Palestina", en inglés) no analiza las similitudes y diferencias entre la operación israelí "Plomo Fundido" y el bombardeo que plasmó Pablo Picasso en su lienzo más conocido, sino que compila textos, datos y fotos del antes, durante y después de una ofensiva que cumple estos días su primer aniversario.

"El principal objetivo del libro es contar la verdad y documentarla porque durante los últimos 62 años ha habido muchas falsificaciones por los medios y los políticos israelíes sobre la realidad", explica Barghuti en una entrevista con Efe en su despacho en la sede en Ramala de la Palestinian Medical Relief Society, que cofundó en 1979.

La tirada inicial es modesta; 2.000 copias, muchas de ellas distribuidas en oficinas de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y ONG locales, y otras vendidas a través de internet a cien shekels (unos 19 euros o 27 dólares).

"Estamos estudiando hacer ediciones en francés y español, así como quizás una versión resumida en árabe", agrega.

Barghuti ve un claro hilo conductor entre el 'Guernica vasco' y el 'Guernica palestino': el intento, a su juicio fracasado, de "doblegar la voluntad de la gente" por medio de un ataque brutal.

"La comparación con Guernica reside en que una fuerza que conscientemente describimos como racista y opresora usa un poder completamente desproporcionado en un corto de tiempo para crear una conmoción, en la que mata cruelmente sin diferenciar entre hombres y mujeres, ancianos y jóvenes", señala.

En el caso de Gaza, prosigue, "querían una gran masacre, una gran conmoción para asustar a la gente, probablemente forzar a los líderes políticos a rendirse y luego tomar (de nuevo la franja). En Guernica fracasaron y en Gaza fracasaron".

Barghuti considera que los aviones de la Alemania hitleriana y la Italia de Mussolini, que apoyaban al bando golpista del general Francisco Franco, no lograron más 'victoria' el 26 de abril de 1937 que dejar Guernica reducida a cenizas y matar a entre 150 y 250 personas en el primer bombardeo indiscriminado contra la población civil de la historia de la aviación.

Semanas después, Picasso convirtió la tragedia en una celebérrima obra de arte encargada por el Gobierno de la Segunda República Española para el pabellón español de la Exposición Internacional en París y que en la actualidad permanece expuesta en el Centro de Arte Reina Sofía de Madrid.

"Ni Franco ni Israel comprendieron la voluntad humana frente a la injusticia. La gente tiene un diferente pensamiento racional cuando cree que lucha por la libertad", argumenta.

A juicio de Barghuti, el Estado judío ha ganado hasta ahora la "batalla de las narrativas" sobre lo sucedido, pese a que el pasado septiembre una comisión de Naciones Unidas liderada por el juez sudafricano Richard Goldstone encontrase evidencias de que su Ejército (y la milicia del movimiento islamista Hamás) cometió crímenes de guerra en la franja.

"Esta vez tenemos que documentar lo que pasó, de forma objetiva, porque todavía no se conoce bien. Cada vez que hablo con grupos en España, Gran Bretaña, Estados Unidos o incluso aquí, en Palestina, me sorprendo sobre lo poco que se conocen algunas cosas o cuán ausentes están del debate algunos hechos", concluye.