Archivo de Público
Viernes, 15 de Enero de 2010

Un parque temático dedicado al chocolate abre sus puertas este mes en Pekín

EFE ·15/01/2010 - 05:37h

EFE - Reproducciones de los soldados del Ejército de Terracota fabricadas en chocolate expuestas dentro de la celebración de la feria "Chocolate Wonderland" en Pekín.

El parque temático dedicado al chocolate con representaciones de la Gran Muralla o los soldados de terracota abrirá sus puertas el 29 de enero en una plaza al norte del Nido (Estadio Olímpico) de Pekín, informa hoy el periódico "Nuevo Pekín".

Según uno de los responsables del proyecto, "se han necesitado dos años para planificar el parque y el objetivo es convertirlo en un símbolo de la ciudad de Pekín durante los meses de invierno".

El lugar, que se mantendrá abierto hasta principios de abril, ocupará una superficie de 20.000 metros cuadrados y estará dividido en cinco pabellones en los que se exhibirán clásicos del arte universal y porcelanas chinas de la dinastía Ming convertidos en dulces.

En este espacio, inspirado en la obra de Roald Dahl "Charlie y la fábrica de chocolate" y sus películas homónimas, los ciudadanos podrán contemplar los artículos y se les dará también la oportunidad de experimentar el proceso de elaboración del producto.

"Se prevé utilizar un total de 80 toneladas de chocolate belga, cada kilo de chocolate cuesta 200 yuanes (20 euros), y las imitaciones se mantendrán a una temperatura de 18 grados bajo cero, con un equipo de técnicos que se encargarán de supervisarlas", agregaron los responsables del proyecto.

La Gran Muralla, una de las representaciones más esperadas, tendrá una longitud de 12 metros y estará compuesta por al menos siete toneladas de chocolate belga.

Los chinos no son por tradición grandes consumidores de chocolate, un alimento prácticamente desconocido para ellos hace tan sólo unas décadas, pero el dulce se ha popularizado entre las generaciones más jóvenes y abiertas a la influencia cultural occidental.

Los responsables de la zona olímpica confían que el nuevo parque, cuya entrada costará 80 yuanes (8 euros) añada entre 10.000 y 20.000 visitantes al lugar, que desde los Juegos se ha convertido en una de las principales zonas turísticas de la ciudad.