Archivo de Público
Viernes, 15 de Enero de 2010

Al menos 7.000 víctimas fueron enterradas en las últimas horas en Haití

EFE ·15/01/2010 - 00:08h

EFE - Una mujer cuida a dos niños en la entrada del Hotel Villa Creole, en Puerto Príncipe (Haití), donde permanecen cientos de heridos en un improvisado un hospital de campaña.

El presidente del Consejo de Ministros del Perú, Javier Velásquez Quesquén, informó hoy desde Puerto Príncipe que al menos 7.000 víctimas del terremoto en Haití fueron enterradas en las últimas horas.

Velásquez Quesquén se comunicó vía telefónica con el canal N de la televisión por cable local para señalar que esa cifra le fue proporcionada por los presidentes de Haití, René Préval, y de República Dominicana, Leonel Fernández.

"Ellos nos han explicado la magnitud" del terremoto, indicó, para luego afirmar que "en las últimas horas han enterrado a 7.000 haitianos".

El primer ministro llegó a Puerto Príncipe a bordo del avión presidencial peruano y al frente de una comitiva integrada por la ministra de la Mujer, Nidia Vílchez; el ministro de Agricultura, Adolfo de Córdova, y el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, general Francisco Contreras.

En el aeropuerto de República Dominicana se quedaron otros dos aviones militares peruanos con cargamento de ayuda humanitaria y primeros auxilios, que en las próximas horas llegarán a Puerto Príncipe.

"Estamos conmovidos, todavía el pueblo de Haití no sale del destrozo... el aeropuerto ha colapsado por (la gran cantidad de) las naves" con ayuda, señaló Velásquez Quesquén.

Según adelantó, los aviones peruanos desembarcarán la ayuda en Puerto Príncipe y regresarán de inmediato a Lima para recargar y partir nuevamente hacia la capital haitiana.

"Es muy lamentable lo que pasa en Haití y hemos querido estar en esta comitiva para expresar la solidaridad del pueblo peruano", dijo el primer ministro.

La costa central de Lima fue asolada en agosto del 2007 por un terremoto de 7,9 grados que causó más de 500 muertos y destruyó miles de viviendas en las ciudades de Pisco, Ica, Chincha y Cañete.

Haití fue golpeado el pasado martes por un terremoto de 7 grados en la escala de Richter, seguido de tres réplicas de 5,9, 5,5 y 5,1 grados.

A falta de datos oficiales, la Cruz Roja local calcula que han muerto entre 45.000 y 50.000 personas, y hay tres millones de damnificados, incluyendo a heridos y personas sin hogar.