Archivo de Público
Viernes, 15 de Enero de 2010

"Todos estamos orgullosos de Pep"

Puyol elogia a Guardiola, que en el Pizjuán entonó el mea culpa por la eliminación. El vestuario seguía ayer afligido tras llorar de rabia en Sevilla

RUT VILAR ·15/01/2010 - 06:00h

Pep Guardiola, apoyado en el banquillo del Sánchez Pizjuán. - EFE

Avezado al éxito, doce horas después de quedar eliminado de la Copa, el vestuario del Barça seguía sin digerir el revés. "El cabreo todavía dura", reconocía el capitán, Puyol. "Quedamos tocados, pero esto nos tiene que hacer más fuertes, unirnos más para luchar por lo siguiente", insistía el de La Pobla.

Y es que los elogios con que el equipo de Guardiola se marchó del Pizjuán por el orgullo, pundonor y calidad que mostraron los jugadores del Barça en la segunda parte no consolaban al grupo que lloró de rabia en el vestuario hispalense. "Es muy buena señal que les afecte perder", reflexionaba tras el partido el entrenador.

La sesión de ayer fue muy corta: recuperación para los titulares en Sevilla y algo más de trabajo para los suplentes. El equipo, que llegó de madrugada a Barcelona, reclamaba descanso. Todavía apesadumbrados, los futbolistas comieron juntos en la ciudad deportiva de Sant Joan Despí y a mediodía cada uno se marchó a su casa. Dani Alves, con permiso del club, se quedó en la ciudad andaluza y no trabajó ayer.

Con el paso de las horas, la afición y el equipo seguían sorprendidos por el razonamiento que hizo Guardiola tras el KO copero. "Siento que les he fallado [a los jugadores]; tengo una plantilla demasiado buena, debería haberlos llevado más allá en la competición", afirmó el entrenador.

"Estamos muy contentos y orgullosos con el míster", espetó Puyol. Y prosiguió: "No considero que Pep nos haya fallado en ningún momento; siempre digo que los que ganan y pierden son los jugadores. Merecimos más, así que el trabajo de los técnicos fue perfecto".

"No considero que Pep nos haya fallado en ningún momento" 

El preparador "un ganador nato", según sus colaboradores más cercanos todavía seguía afligido por la mañana y pasó varias horas en su despacho analizando los porqués de la eliminación. Hoy se centrará ya en el próximo partido de Liga, que será de nuevo ante el Sevilla en el Camp Nou. "El futuro será más duro ahora", advirtió desde la sala de prensa del Pizjuán.

Puyol, en cambio, se consolaba ayer intentando ver en la eliminación algo de positivo. "Tendremos más tiempo para preparar los partidos de Liga y Champions y también para descansar. Nos vendrá bien tras una temporada y media con apenas días libres", argumentó el capitán tras elogiar la calidad del portero sevillista, Andrés Palop, que jugó un estupendo encuentro ante los azulgrana. "Demostramos que la mentalidad del grupo sigue siendo la misma y que lucharemos en cada partido como si fuera una final", abundó el de La Pobla.

Cambia la gestión del grupo

Eliminado de la Copa del Rey, el Barcelona no volverá a jugar dos partidos en una misma semana hasta el 23 de febrero, cuando retome la Liga de Campeones. En este sentido, Guardiola teme que el nuevo panorama complique la gestión de un vestuario, donde hasta ahora quien más quien menos se sentía importante en alguna competición.

"El que entiende un poco de fútbol sabe que lo que conseguimos es algo imposible

"La plantilla está muy unida, vamos todos a una, y tampoco es muy amplia, así que habrá minutos para todos. Si la temporada pasada ganamos es gracias a esta gente que jugó menos y nos ayudó mucho", terció Puyol, cuestionado por el equipo que alineó Guardiola en la ida de esta eliminatoria. E insistió: "si queremos ganar cosas tenemos que ir todos a una. Las ganas llevarán el equipo hacia adelante".

Fuera de la Copa, Puyol entiende que el entorno calibrará en su justa medida la excepcionalidad de lo conseguido en 2009. "El que entiende un poco de fútbol sabe que lo que conseguimos es algo imposible, muy complicado", aseveró el capitán, para añadir: "en el fútbol no hay memoria, los seis títulos han pasado y toca volver a empezar".