Archivo de Público
Jueves, 14 de Enero de 2010

84-83. Caja Laboral entrega el liderato ante la calidad del CSKA de Moscú

EFE ·14/01/2010 - 22:43h

EFE - El pívot del CSKA de Moscú Sasha Kaun (izda) defiende al pívot hispano-brasileño del Caja Laboral Tiago Splitter durante el partido correspondiente a la décima jornada de la Euroliga que ambos equipos han disputado, en Moscú, Rusia.

El Caja Laboral ha sucumbido en los segundos finales a la calidad del CSKA que, gracias a un triple de Langdon, se ha hecho con la victoria, 84-83, y el liderato del grupo que le posibilita un Top 16 más accesible.

Los vitorianos han dispuesto de una última posesión, con siete segundos, que ha terminado con un triple que fallado por Singletary y que condena al Baskonia a la segunda plaza y ya sabe que en la siguiente fase Olympiacos será uno de sus rivales.

El Caja Laboral ha jugado un partido con altibajos y sólo la dirección y acierto de Sean Singletary en el segundo tiempo, veinte puntos, ha permitido llegar al final del partido con opciones de victoria.

El base estadounidense ha finalizado tras este partido su contrato y está a expensas de que el club decida si cuenta con él, pero ha dejado para el recuerdo su mejor partido con la camiseta baskonista.

Por el bando ruso, Langdon, 21 puntos, ha sido la pesadilla que ha impedido el triunfo vitoriano. Además de dar la puntilla con el triple decisivo ha anotado dieciséis puntos en un tercer cuarto memorable. Siskauskas ha vuelto a mostrar su talento, con 21 tantos, y Khryapa, con 17, han sido los pilares del CSKA.

Sorprendió Ivanovic con la entrada de Herrmann en el quinteto inicial para secar a Siskauskas y la medida tuvo su efecto porque el lituano no anotó su primera canasta hasta el minuto quince.

El Caja Laboral firmó un arranque de partido pleno de efectividad anotando cada tiro a canasta. Gracias a eso se hizo con una cómoda renta de siete puntos que supo conservar al final del primer cuarto, 18-24.

El CSKA empezó a apretar las tuercas en su defensa y Teletovic, con 14 puntos y cuatro triples, y Splitter con diez fueron los baskonistas que martilleaban el aro ruso. La claridad de ideas desplegada por el Caja Laboral le permitió situarse 30-39, en el minuto quince.

El despertar anotador de Siskauskas, las rotaciones de Ivanovic para oxigenar a los suyos y la tercera personal de San Emeterio posibilitaron un parcial de 11-0 en los últimos cinco minutos, que remató Siskauskas con un triple, 41-39, para dejar al CSKA con su primera ventaja en tiempo de descanso.

La reanudación fue un intercambio de canastas entre Langdon, dieciséis puntos en el tercer cuarto, por parte rusa y Teletovic, Barac y Ribas por los vitorianos donde salió ganando la calidad del CSKA que se hizo con el mando del marcador, 68-60 minuto 29.

Un triple inverosímil de Teletovic cerró el cuarto, 68-63, con la esperanza de dar la vuelta al marcador para los vitorianos. Holden cogió el relevo anotador por parte rusa para disparar la ventaja hasta una máxima renta de once puntos, 74-63 minuto 27.

Ivanovic entregó la dirección del equipo a Singletary, que en su posible último partido con los vitorianos cuajó su mejor actuación. Su manejo del conjunto y puntos fueron decisivos para igualar el partido a 79 a menos de dos minutos para la conclusión.

La calidad de Siskauskas y Langdon en las posesiones decisivas ha hecho posible el triunfo del CSKA en un apretado final y donde el Caja Laboral tuvo sus opciones hasta el bocinazo definitivo.

Ficha Técnica:

84 - CSKA Moscú (18+23+27+16): Planinic (7), Langdon (21), Siskauskas (21), Khryapa (17), Kaun (6)-cinco inicial-, Holden (11), Sokolov (1), Kurbanov.

83 - Caja Laboral (24+15+24+20): Huertas (2), San Emeterio (8), Herrmann, Teletovic (21), Splitter (16)-cinco inicial-, Singletary (16), Ribas (14), Barac (4), English (2), Eliyahu.

Árbitros: Lamonica (ITA), Mauzakis (GRE), Juras (SRB). Eliminado San Emeterio (m.37).

Incidencias: Partido de la décima jornada del Grupo C de Euroliga disputado en el Universal Sports Hall de Moscú ante 4.000 espectadores. El CSKA accede al Top 16 como primero de grupo y el Baskonia como segundo.