Archivo de Público
Jueves, 14 de Enero de 2010

Sainz aumenta su ventaja a cinco minutos en otra batalla fratricida con Al Attiyah

EFE ·14/01/2010 - 21:23h

EFE - Carlos Sainz conduce su Volkswagen Tuareg durante la duodécima etapa del Rally Dakar 2010, entre San Juan y Mendoza (Argentina). Sainz ganó la válida y aumentó a más de cinco minutos su ventaja sobre el qatarí Nasser Al Attiyah (Volkswagen).

El español Carlos Sainz (Volkswagen) y el qatarí Nasser Al Attiyah (Volkswagen) ofrecieron hoy en nuevo episodio de la batalla fratricida por el Dakar en la duodécima etapa del rally, en la que venció el madrileño y aumentó a más de cinco minutos su ventaja en vísperas de una jornada decisiva.

Siguió el tira y afloja entre los dos pilotos de la marca germana, que continúan ampliando y recortando el tiempo que los separa en una emocionante pugna.

Si ayer fue Al Attiyah el que acortó unos valiosos minutos respecto a Sainz, hoy el español se llevó la etapa, entre San Juan y San Rafael, 52 segundos por delante de su compañero de equipo, y dejó en 5 minutos y 20 segundos la distancia que los separa.

Todo esto antes de la decimotercera etapa, donde muy probablemente podría quedar sentenciado el rally, tras el paso por un tramo de 40 kilómetros de peligrosas dunas grises de Nihuil.

En la jornada de hoy, el estadounidense Mark Miller (Volkswagen) completó el dominio de los Touareg de la marca alemana y fue tercero, la misma posición que ocupa en la general, sin opciones de atrapar a sus dos compañeros pero sin sufrir por los que vienen detrás.

El francés Stéphane Peterhansel (BMW) fue cuarto, a pesar de que problemas mecánicos lo obligaron a recorrer la última treintena de kilómetros a 30 por hora.

"Evidentemente no hemos tenido suerte durante la etapa de hoy. De hecho, esta misma etapa era parte del programa del año pasado, aunque en dirección contraria, y es precisamente aquí donde nos vimos obligados a abandonar la carrera", recordó el galo.

El estadounidense Robby Gordon (Hummer) fue quinto, a casi once minutos de Sainz, y el argentino Orlando Terranova (Mitsubisui), que ayer finalizó segundo, fue octavo, a más de veinte minutos del vencedor.

Cuando sólo faltan dos etapas para que el Dakar termine en Buenos Aires, la lucha por el título está más caliente que nunca, y Al Attiyah va sobrado de confianza en un terreno, las dunas, que conoce mejor que nadie.

"Hoy no hemos perdido mucho tiempo así que estoy muy satisfecho. Tengo la moral muy alta de cara a mañana", dijo el piloto.

En la categoría de motos, la etapa dejó el tercer triunfo parcial del chileno Francisco 'Chaleco' López (Aprilia), que se afianzó en la segunda plaza de la general.

El chileno le sacó 40 segundos al francés David Fretigné (Yamaha), segundo, y un minuto y 13 segundos al noruego Pal Ullevalseter (KTM), su oponente en la lucha por el segundo cajón del podio.

El español Marc Coma (KTM), ganador de las dos últimas etapas, fue hoy cuarto, a 3 minutos y 8 segundos de 'Chaleco' López, en una jornada donde el motor de su KTM sufrió mucho por las altas temperaturas.

"Tenía algún pequeño problema con la moto, como en Fiambalá, con el calor que hacía. El motor necesita mucho aire y con el restrictor (de potencia) no hay suficiente, así que el motor sufre mucho por la temperatura", indicó el catalán.

En la general, el francés Cyril Despres (KTM) sigue al frente de la carrera, con más de una hora de ventaja sobre 'Chaleco' López, segundo, un minuto y 13 segundos por delante de Ullevalseter.

El portugués Helder Rodrigues (Yamaha) sigue cuarto, aunque parece apearse de la lucha por el podio, y está a casi diez minutos del chileno.

El piloto español mejor situado es Joan Pedrero (KTM), décimo, mientras que Coma escala hasta la decimosexta posición, a seis horas y media de Despres.

En quads, victoria de etapa para el francés Christophe Delcerck (Polaris), por delante de los hermanos argentinos Alejandro y Marcos Patronelli.

Mañana, en la decimotercera etapa, entre San Rafael y Santa Rosa, los participantes recorrerán 368 kilómetros de especial, que incluyen un tramo inicial de 40 kilómetros por las dunas grises de Nihuil, las últimas del rally.