Archivo de Público
Jueves, 14 de Enero de 2010

Películas infantiles de EEUU aún muestran conductas inseguras

Reuters ·14/01/2010 - 17:11h

Por Megan Brooks

Mientras que los realizadores de películas infantiles retratan mejor la prevención de lesiones, un estudio gubernamental realizado en Estados Unidos revela que muchas escenas siguen mostraron personajes en bicicleta sin casco, en botes sin chaleco salvavidas y en automóviles sin cinturón de seguridad.

"A menudo los niños imitan lo que ven en las películas y si ven malas prácticas de seguridad, las adoptarían", dijo a Reuters Health el doctor Jon Eric Tongren, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

El equipo de Tongren analizó 67 de las películas más populares con clasificación G (para audiencia general) y PG (se sugiere la evaluación de los padres) entre el 2003 y el 2007; las comparó con películas similares de 1995-1997 y 1998-2002.

Según Tongren, la industria del entretenimiento mejoró "significativamente" la descripción de las medidas de prevención en las películas G y PG para niños.

En las últimas películas, el 56 por ciento de los pasajeros en vehículos usan cinturón de seguridad, comparado con hasta el 27 por ciento en las películas de 1995-1997 y el 35 por ciento en las de 1998-2002.

En tanto, el 35 por ciento de los peatones usan las sendas peatonales, comparado con el 15 por ciento en las películas anteriores; el 25 por ciento de los ciclistas usa casco, comparado con el 6 por ciento en 1995-1997 y el 15 por ciento en 1998-2002, y el 75 por ciento de los usuarios de botes usan salvavidas, mucho más que antes.

Aun así, la mitad de las escenas revisadas incluyó prácticas inseguras.

Para el equipo, es especialmente preocupante que rara vez muestren las consecuencias de esas prácticas. De las 22 escenas con choques o caídas, menos del 1 por ciento incluía personajes lesionados.

Eso "desensibilizaría a los niños de las consecuencias reales de no tomar las medidas seguras de prevención", dijo Tongren.

Los CDC y organizaciones comerciales como Entertainment Industry Council (EIC) y de defensa del consumidor como Hollywood, Health and Society Program, de la University of Southern California, están trabajando con la industria del entretenimiento para mejorar los mensajes sociales y de salud en las películas.

"Expertos en salud revisan los guiones para expresar los mensajes correctos", comentó el autor.

"Hollywood tiene libertad creativa y retrata cada vez mejor las cuestiones de salud", dijo Sandra de Castro Buffington, directora de Hollywood, Health and Society.

Joan Graves, de Motion Picture Association of America (MPAA), opinó que "la industria del entretenimiento está reaccionando a los cambios culturales; antes, ningún personaje se habría puesto un cinturón de seguridad y, hoy, sí lo hacen".

Graves, que dirige la agencia Classification and Rating Administration de MPAA, explicó que para las películas PG, MPAA detalla los contenidos de esa calificación, "porque la sigla PG le dice a los padres que hay algo que merece su atención".

En cambio, las películas G nunca incluyeron "descriptores" porque son aptas para todos, "pero creo que deberían", dijo Graves.

"La G indica que no hay nada en la película que toda la familia no pueda ver, pero, honestamente, los padres están llevando a sus hijos a ver esas películas a edades cada vez más tempranas y los de 1,5 y 2 años se asustan apenas se apagan las luces y aparece el sonido. Quizás no están listos para eso, aún con una película G", añadió.

FUENTE: Pediatrics, febrero del 2010