Archivo de Público
Jueves, 14 de Enero de 2010

Morfina ayuda a soldados heridos a combatir estrés postraumático

Reuters ·14/01/2010 - 14:23h

Por Gene Emery

Los soldados estadounidenses desplegados en Irak que recibieron una inyección de morfina dentro de la hora de producida una herida fueron menos propensos a desarrollar trastorno por estrés postraumático (TEPT), informaron investigadores.

Las inyecciones del analgésico no garantizan la prevención del TEPT, según el informe publicado en New England Journal of Medicine, pero los hallazgos ayudarían a los médicos a encontrar una mejor forma de prevenir esta debilitante reacción psicológica al combate.

"No estamos seguros si el efecto es por la reducción del dolor o por un efecto que tiene la morfina sobre la consolidación de los recuerdos en el cerebro inmediatamente después de un episodio traumático. O si sería que ambas cosas funcionan juntas", dijo Troy Lisa Holbrook, del Centro Naval de Investigación en Salud de San Diego.

"Necesitamos más investigaciones para aclarar esto y descubrir cuál (de los dos efectos) es" el que se produce, añadió la autora.

El TEPT puede causar la aparición de recuerdos dolorosos, irritabilidad y confusión emocional. Los riesgos dependen del tipo de episodio traumático al que la persona ha estado expuesta.

Un sondeo de 1995 reveló que el 7,8 por ciento de la población estadounidense está destinada a padecer TEPT en algún momento de su vida.

"La búsqueda de una 'píldora del día después' para luego de una exposición al estrés traumático es obviamente de gran importancia", manifestó el doctor Matthew Friedman, del Centro Nacional de TEPT en un comentario.

El estudio sobre 696 miembros del Ejército, la Armada y la Marina, todos heridos en Irak entre el 2004 y el 2006, reveló que el 61 por ciento de los soldados que finalmente desarrollaron TEPT había recibido morfina, habitualmente dentro de la hora de producida la lesión.

Sin embargo, el 76 por ciento de quienes no padecieron TEPT había sido tratado con el potente analgésico.

"No parece que la severidad de la lesión genere ninguna diferencia en esta asociación observada", dijo Holbrook, quien agregó que deben evaluarse muchas otras cuestiones, como si la dosis de morfina produciría algún efecto adicional.

La experta dijo que su equipo observaría los efectos de otros opioides y fármacos contra la ansiedad para ver si también funcionan de esta manera, o mejor que la morfina.