Archivo de Público
Jueves, 14 de Enero de 2010

Ferrari es lo mejor, asegura un enamorado Alonso

Reuters ·14/01/2010 - 13:23h

Fernando Alonso ya está enamorado de Ferrari y dice que el ambiente de trabajo es mucho mejor que en sus equipos anteriores, especialmente McLaren.

El español fue campeón del mundo con Renault en 2005 y 2006 antes de su año oscuro con McLaren en 2007, que le hizo volver a la escudería francesa. El jueves, en su primera rueda de prensa oficial con Ferrari, lanzó varias indirectas hacia el equipo británico.

"Me he sentido cómodo desde el primer día. El equipo me ha recibido como a uno de la familia. Ferrari, creo, es algo único en la Fórmula 1", comentó el piloto de 28 años a una sala abarrotada de periodistas de todo el mundo, reunidos en una estación de esquí de la escudería.

"Todos habéis soñado con conducir los coches de Ferrari, yo igual. Éste será mi último equipo, al cien por cien. Quiero terminar mi carrera con buen sabor de boca", aseguró.

Su temporada en McLaren se vio sembrada de disputas en el equipo, y su relación con Lewis Hamilton fue incómoda como poco.

"Pierdo demasiado tiempo hablando de ello", dijo. "Nunca pedí ser un piloto número uno, pero lo que no quiero es ser un número dos, eso ocurrió a veces en 2007".

Alonso, que sustituye al ahora piloto de rally Kimi Raikkonen en el equipo italiano, ya ha estado en la planta de Maranello, en la que al personal le encanta charlar.

"Es un entorno familiar y hay una pasión por las carreras en la fábrica. La forma de trabajar me ha llegado mucho. Estaba acostumbrado a que la gente le mandara un correo electrónico a alguien que estaba a diez metros", dijo, visiblemente encantado con su llegada a la escudería más famosa de la F-1.

"Lo que hago es trabajar al 110 por ciento con el equipo, así que si el equipo no está trabajando al 110 por ciento, no va bien", añadió.

REGRESO DE SCHUMACHER

Ferrari quedó en un pobre cuarto puesto en el campeonato del año pasado y ha tenido que asumir el golpe del que el heptacampeón del mundo Michael Schumacher dejara su puesto de asesor en la escudería para pasarse a Mercedes y salir de su retiro como piloto.

Alonso, el único hombre aún en la pista que ha ganado un campeonato del mundo ante el alemán, está emocionado con el desafío.

"Su regreso es bueno para el deporte. Para los seguidores, 2010 será muy interesante desde el principio. Es una motivación para mí, por supuesto. Cuando no estaba aquí, por supuesto que había esa falta de motivación".

El nuevo límite a los entrenamientos de pretemporada le complica a Alonso estar del todo cómodo con el nuevo coche cuando empiece la temporada en Bahréin el 14 de marzo.

"Siete u ocho días (de pruebas) antes de un campeonato no basta para ningún piloto, no importa si ha llegado a un equipo nuevo. No creo que haya ningún otro deporte en el mundo como éste", dijo Alonso, relajado en su nuevo uniforme rojo.

Alonso dijo confiar en Jean Todt como nuevo presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), y comentó que se alegra por su amigo Flavio Briatore después de que un tribunal francés revocara su sanción de por vida de la F-1.

Sin embargo, el piloto se negó a discutir si el italiano sigue trabajando como su agente.

Briatore fue sancionado por amañar el Gran Premio de Singapur de 2008 al hacer que Nelson Piquet chocara para que Alonso, su compañero en Renault y que no conocía el plan, ganara la carrera. Ese resultado le acabó costando el título al piloto de Ferrari Felipe Massa.

Alonso y Massa chocaron en Alemania en 2007, pero el asturiano negó tener ningún problema con el brasileño y dijo que su relación era "muy buena".

"En 2007 estábamos en una carrera, somos gente competitiva. Está en el pasado", dijo antes de marcharse de nuevo a esquiar.