Archivo de Público
Jueves, 14 de Enero de 2010

Godall pronostica un presupuesto del Barça de 1.000 millones de euros a corto plazo

EFE ·14/01/2010 - 13:02h

EFE - El vicepresidente primero del FC Barcelona, el empresario Alfons Godall, precandidato en las elecciones del club que se celebrarán a finales de la presente temporada, durante la entrevista que concedió a Efe, en la que afirmó que con la entidad azulgrana "no se puede hacer política" porque a los socios y aficionados "no les gusta".

El vicepresidente primero del FC Barcelona, Alfons Godall, cree que las posibilidades de crecimiento económico del club catalán en los próximos años podría suponer que la entidad azulgrana llegase a facturar 1.000 millones de euros en una temporada -405 millones en la actualidad-.

En una entrevista concedida a la Agencia EFE, el directivo y aspirante a la presidencia barcelonista en las elecciones de esta primavera considera que los derechos televisivos aún pueden reportar al club azulgrana suculentos dividendos en las próximas temporadas.

Godall considera al Barça como uno de los clubes con más proyección mundial y que el Camp Nou también puede ser una fuente de ingresos muy importante, tanto en días de partido como entre semana.

"El escenario que existe nos hace pensar que el pastel del negocio de los derechos de televisión continúa en crecimiento año tras año de forma exponencial y que el Barça es uno de los equipos que mejor posicionado está", consideró.

Otro escenario de crecimiento económico es el Camp Nou. En este sentido, su propuesta como precandidato, condición que alcanzará cuando lo haga público en unas dos a tres semanas, es que la idea de ampliación y mejora ideada por el arquitecto Normal Foster sigue vigente.

"Para tener un estadio moderno como el que se merece el club, necesitamos una muy buena operación urbanística que nos permita financiarlo. Y siempre en base al proyecto de Foster, con un excelente Palau Blaugrana, además", explicó.

"Tenemos una instalación (Camp Nou) con más de cincuenta años de vida, que es mejorable desde muchos puntos de vista: accesibilidad y movilidad. Además, sólo una parte del estadio está cubierta. Para ganar más aforo y tener calidad para proporcional una 'experiencia Barça' se tiene que producir un acto de justicia: cubrir todo el estadio. El Camp Nou se tiene que poner al día, porque hay instalaciones que están en precario, como la oficinas", consideró.

"Tenemos unas oficinas que no son dignas de nuestra entidad. El Camp Nou debe estar acondicionado para integrarlas, reubicar en él todos los servicios de la entidad, un museo de nueva generación, la tienda, los espacios sociales, etc. El cliente del Camp Nou ya no es sólo el abonado, sino empresas y aficionados", argumentó.

"Seguiremos esperando la solución a la que se llega con la recalificación de los terrenos del Miniestadi. Seguiremos negociando con el Ayuntamiento y se va avanzando. Pero tenemos la sensación de que esta negociación se ha alargado demasiado, que se han sufrido diversas penalizaciones y que cada revisión ha comportado un endurecimiento de las condiciones impuestas por el Ayuntamiento. No ha sido un factor positivo que el Barça haya sido el propietario", criticó.