Archivo de Público
Jueves, 14 de Enero de 2010

China reafirma censura sobre Internet tras la amenaza de Google

Reuters ·14/01/2010 - 08:32h

China pidió el jueves a las compañías que apoyen el control estatal de Internet, sin mostrar indicios de que dará marcha atrás con la censura en la web después de que el gigante estadounidense Google amenazara con abandonar el país.

El caso podría incrementar la tensión entre China y Estados Unidos, ya enfrentados por el valor del yuan, disputas comerciales y negociaciones relativas al cambio climático.

La situación ha puesto el foco de atención sobre las actividades de los piratas informáticos y los controles de Internet que han frustrado los negocios de Google en China.

Google, el mayor motor de búsqueda por Internet del mundo, dijo el martes que no acatará la censura y que podría cerrar su web en idioma chino, google.cn, por ataques procedentes de China contra activistas de derechos humanos que usaban su servicio Gmail y contra decenas de compañías.

En un comunicado publicado en la web de la Oficina de Información del Consejo Estatal, el ministro Wang Chen advirtió sobre la pornografía, ciberataques, fraude online y "rumores", diciendo que el Gobierno y los medios de Internet tienen responsabilidad en moldear la opinión pública.

El comunicado dijo que la propia China era víctima de los ataques de "hackers", y que Pekín se oponía de manera resuelta a su actuación.

Los comentarios de Wang, la primera reacción oficial de Pekín después de que Google amenazara con abandonar el país asiático por los ciberataques, no apuntaron a una marcha atrás de China, que tiene el mayor número de internautas del mundo, 360 millones.

El comunicado no hizo referencia directa a Google.

Los ciberexpertos dicen que más de 30 empresas fueron víctimas de ataques que usaron correos electrónicos para transportar software malicioso que explotó las vulnerabilidades de los populares softwares Adobe Acrobat y Adobe Reader.

El diario oficial China Daily describió la amenaza de Google como una "estrategia para presionar al Gobierno chino".

Cerca de una decena de seguidores chinos de Google llevaron a cabo una vigilia improvisada con velas en la sede de Google en Pekín el miércoles por la noche.

Otros llevaron ramos de rosas y lirios poco después de que Google anunciara su decisión.

"Google, esperamos que vuelvas", decía una nota en inglés, dejada por "una persona china".

He Ye, una mujer que participó de la vigilia, dijo que encontrar noticias alternativas se volvería más difícil si Google se va de China.

"Si no puedo buscar a través de Google, siento que pierdo una parte de mi vida. Así que si Google se va, afectará una parte de mi vida", declaró la mujer.

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Gary Locke, instó el miércoles a China a garantizar un ambiente comercial "seguro" para las compañía de su país.

"La reciente intrusión cibernética que Google atribuye a China es preocupante para el Gobierno estadounidense y las compañías estadounidenses que hacen negocios en China", dijo Locke en un comunicado.