Archivo de Público
Jueves, 14 de Enero de 2010

Llegan los primeros equipos de EEUU a Haití y el Gobierno sigue movilizando recursos

EFE ·14/01/2010 - 05:48h

EFE - Foto cedida por el Servicio de Noticias de la Marina este 13 de enero de 2010, que muestra a varios helicópteros SH-60 Sea Hawk asignados para el Escuadrón Anti-Submarino para embarcarse en el portaaviones USS Carl Vinson (CVN 70) hacia Haití. EFE/Servicio de Noticias de la Marina

Los primeros equipos civiles y militares estadounidenses de respuesta a desastres han comenzado a llegar a Haití, mientras que el Gobierno sigue movilizando hoy todos sus recursos para ayudar a ese país caribeño tras el terremoto.

El Gobierno del presidente Barack Obama ha movilizado buques militares, helicópteros, aviones de carga, portaaviones, equipos civiles y militares de reconocimiento y de respuesta a desastres, equipos de comunicación y una unidad de 2.000 marines que están o de camino a Haití o están a punto de llegar al país caribeño.

Mientras, en la séptima planta del Departamento de Estado, varias agencias gubernamentales implicadas en la respuesta al desastre en Haití, como la Agencia Estadounidense de Ayuda Internacional (USAID, en inglés) y el Pentágono, siguen trabajando hoy para coordinar y evaluar la asistencia y las necesidades del Gobierno haitiano.

De momento, aterrizó anoche en Haití un avión militar Hércules C-130 con parte de un equipo de evaluación, mientras que un segundo con el resto de sus miembros también estaba de camino a Puerto Príncipe, de acuerdo con el Comando Sur de EE.UU.

Un equipo de operaciones especiales de la Fuerza Aérea también se encuentra en la capital de Haití con el fin de restablecer la comunicación en el aeropuerto y dirigir el tráfico aéreo.

También estaba previsto que una unidad de 15 miembros del equipo de respuesta a desastres llegara anoche para hacer tareas de reconocimiento, recopilación de información, identificación de prioridades y preparativos para otros grupos con más expertos que aterrizarán en Haití durante las próximas horas.

Dos unidades de búsqueda y rescate urbano también están de camino, compuestas por 72 personas cada una.

Rajiv Shah, director de USAID, que coordina la respuesta de EE.UU. al desastre, indicó ayer que el objetivo de su país es salvar tantas vidas como se pueda en las primeras 72 horas.

Por otro lado, se dirigen a las inmediaciones de Haití tres buques guardacostas y el portaaviones USS Carl Vinson.

La ayuda estadounidense podría incluir además el despliegue de tropas para garantizar la seguridad en Puerto Príncipe, según el general Douglas Fraser, comandante del Comando Sur del Pentágono.

También ha puesto en alerta, por si fuera necesaria, a una brigada del Ejército de Tierra. Ese tipo de brigadas se suelen componer de unos 3.500 soldados.

Por su parte, el Gobierno sigue tratando de comunicarse con aquellos estadounidenses que aún no ha logrado contactar. Debido a las dificultades en las redes de comunicación, ha podido conversar con menos de cien personas.

En Haití hay unos 45.000 ciudadanos estadounidenses. Aproximadamente 160 se encuentran en el aeropuerto a la espera de ser evacuado. De momento hay en torno a doce estadounidenses heridos y Washington cree además que podrían haber fallecido tres ciudadanos.

La Casa Blanca ha logrado además recaudar 828.000 dólares en su página web, donaciones de ciudadanos que irán a la Cruz Roja América.