Archivo de Público
Miércoles, 13 de Enero de 2010

Detectan gran riesgo de accidentes cerebrovasculares en Irán

Reuters ·13/01/2010 - 18:54h

Las personas en Irán sufrirían más accidentes cerebrovasculares (ACV), y a edades más tempranas, que en los países occidentales.

En un seguimiento a más de 450.000 adultos iraníes, los investigadores hallaron que 624 sufrieron un primer ACV en un año. Al compararlo con las cifras en varios países occidentales, hallaron que la tasa de ACV entre los iraníes era mucho mayor.

La tasa total en hombres y mujeres iraníes de entre 45 y 84 años era de 743 ACV por cada 100.000 personas. Eso, comparado con 200-400 por cada 100.000 personas en la mayoría de los países evaluados, incluidos el Reino Unido, Italia, Grecia, Australia y Suecia.

Sólo Ucrania superaba a Irán, según publicaron los autores en la revista Stroke.

Es más, aunque los adultos mayores concentraban las tasas más altas de ACV en todos los países, los iraníes tenían más riesgo de sufrirlo entre los 45 y 54 años que los occidentales.

Básicamente, los iraníes sufrían los ACV una década antes que sus pares en Occidente, resumió el equipo de Mahmoud Reza Azarpazhooh, del Hospital Ghaem, en Mashhad, Irán.

Hasta ahora, poco se sabía sobre la tasa de ACV en Medio Oriente. Y se desconocen los motivos de la alta prevalencia de la condición entre los iraníes, incluidos los adultos relativamente jóvenes.

El equipo opina que una de las razones sería el control insuficiente de los factores de riesgo. De hecho, los autores hallaron que casi la mitad de los iraníes hipertensos que habían tenido un ACV mencionaban un "bajo cumplimiento" del tratamiento.

Lo mismo ocurrió con el 61 por ciento de los que tenían colesterol alto y el 36 por ciento de los diabéticos.

Para el equipo, se necesitan más estudios para comprender los factores que promueven el problema. Pero los resultados prueban que muchos iraníes necesitan ayuda ahora para reducir el riesgo de sufrir un ACV en el futuro.

"Las autoridades deben tomar medidas preventivas de inmediato para contrarrestar esa alta incidencia de ACV, en especial en los más jóvenes", concluyeron los investigadores.

FUENTE: Stroke, enero del 2010