Archivo de Público
Jueves, 14 de Enero de 2010

EEUU quiere frenar el consumo de vídeos on-line

El embajador ante la UE cree que en los 27 hay "problemas de propiedad intelectual"

DANIEL BASTEIRO ·14/01/2010 - 07:50h

AP - Kennard, cuando era presidente de la FCC.

Primero fue la piratería de las obras con copyright, luego fueron las descargas P2P y ahora es el video streaming, es decir, el consumo de películas o series sin su descarga previa. Este fenómeno, que no para de crecer debido al acoso al intercambio de archivos y que supone ya el 10% del tráfico en Internet, protagonizan las conversaciones de la Unión Europea con EEUU en materia de comercio internacional. Así lo confirmó ayer el nuevo embajador de EEUU ante la UE, William E. Kennard, en Bruselas. Kennard, que asumió recientemente el cargo, explicó que la UE y EEUU disfrutan de un buen entendimiento en materia de comercio, aunque "los problemas de propiedad intelectual con la UE" constituyen el principal obstáculo. "Me refiero a los nuevos servicios para la banda ancha y el video streaming", aseguró Kennard.

Este manera de ofrecer contenidos es utilizada, por ejemplo, en portales como Youtube para que el usuario pueda ver sus vídeos favoritos sin necesidad de descargarlos a su equipo.

Sin embargo, el streaming no es sino una nueva preocupación en un área de discusión política mucho más amplia. Los asuntos que tienen que ver con la propiedad intelectual en relación con los avances tecnológicos han sido, en los últimos años, una constante en las relaciones transatlánticas.

Esta misma semana, la UE y EEUU discuten nuevos acuerdos sobre los servicios de intercambio de archivos P2P. En las reuniones, conocidas por las siglas de ACTA, participan también otros líderes comerciales, como Japón o Corea del Sur, y tienen como objetivo llegar a acuerdos para acabar con las descargas.

En la última reunión, celebrada el pasasdo noviembre en Seúl, EEUU propuso la desconexión de los usuarios, un asunto muy polémico que también han discutido los 27 y el Parlamento Europeo.