Archivo de Público
Miércoles, 13 de Enero de 2010

Mirar demasiada televisión acortaría la vida

Reuters ·13/01/2010 - 18:34h

Por JoAnne Allen

Sentarse frente al televisor por horas, día tras día, elevaría el riesgo de morir por enfermedad coronaria y otras causas, aún en las personas no obesas.

Comparados con los adultos que miraban menos de dos horas de televisión por día, los que pasaban más de cuatro frente al televisor tenían un 46 por ciento más riesgo de morir por cualquier causa y un 80 por ciento más riesgo de muerte por motivos cardiovasculares en los seis años que duró el estudio.

Por cada hora por día frente al televisor, el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular crecía un 18 por ciento y el de muerte por cáncer, un 9 por ciento, publicó la revista Circulation, de la Asociación Estadounidense del Corazón.

El estudio se concentró en la exposición a la televisión. Pero los resultados sugieren que pasar mucho tiempo sentado en cualquier otro lado, como en la oficina o frente a la computadora, tendría los mismos riesgos para la salud.

Un equipo del Instituto del Corazón y la Diabetes Baker, en Victoria, siguió a casi 9.000 adultos australianos de unos 50 años, durante seis años.

El aumento del riesgo se observó tanto en los participantes obesos como en los de peso normal, ya que los períodos prolongados en una silla tenían efectos dañinos sobre los niveles de azúcar y grasa en sangre.

"Gran cantidad de las actividades diarias normales que se hacían de pie y moviendo los músculos, ahora las hacemos sentados", declaró David Dunstan, que dirigió el estudio.

"A diario, muchas personas sólo pasan de una silla a la otra, del asiento del auto a la silla en la oficina y, de ahí, al sillón frente al televisor", añádió el experto.

Los autores estudiaron los estilos de vida de 3.846 hombres y de 4.954 mujeres en Australia divididos en tres grupos: los que miraban televisión menos de dos horas por día, los que lo hacían entre dos y cuatro horas y los que miraban más de cuatro horas.

En ese último grupo se observaron los efectos negativos sobre la salud, independientemente de otros factores de riesgo cardíaco, como el tabaquismo, la hipertensión, el colesterol alto, la mala alimentación y la falta de ejercicio.

Solamente una pequeña cantidad de participantes (284) murió durante el estudio, incluidos 87 fallecidos por enfermedad cardíaca y 125 por cáncer. Se excluyó del estudio a las personas con enfermedad cardíaca y otros problemas preexistentes.

El doctor Tim Chico, cardiólogo de la University of Sheffield, en el Reino Unido, dijo que la televisión no aporta beneficios para la salud y consume tiempo que se podría emplear más saludablemente.

"Es irónico que los televisores sean cada vez más delgados, mientras nosotros engordamos", declaró Chico, que no participó en el estudio.

FUENTE: Circulation, publicado online el 11 de enero del 2010