Archivo de Público
Miércoles, 13 de Enero de 2010

Tasa de obesidad de EEUU parece estar en descenso: estudio

Reuters ·13/01/2010 - 18:22h

Por Julie Steenhuysen

Los estadounidenses aún son demasiado gordos, pero la epidemia de obesidad en el país norteamericano parece estar desacelerándose un poco, informaron el miércoles investigadores.

Nuevos datos del Gobierno mostraron que el 68 por ciento de los adultos estadounidenses tienen sobrepeso, es decir que presentan un índice de masa corporal (IMC) de 25 a 30.

En tanto, un tercio de la población es obeso, con un IMC de 30 o más.

"La obesidad sigue siendo una preocupación de salud importante", indicó en una entrevista telefónica Cynthia Ogden, del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés).

Además, alrededor del 17 por ciento de los niños y adolescentes de 2 a 19 años fueron considerados obesos.

El IMC es el equivalente al peso en kilogramos dividido por la altura en metros al cuadrado. Una persona de 165 centímetros de alto es considerada con sobrepeso a los 68 kilos y obesa a los 82.

Las enfermedades relacionadas con la obesidad representan alrededor del 10 por ciento del gasto médico en Estados Unidos, es decir unos 147.000 millones de dólares al año.

Tener sobrepeso u obesidad aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes, algunos cánceres, artritis y otras condiciones.

En las últimas décadas, las tasas de obesidad treparon rápidamente. La cantidad de adultos que tenían sobrepeso u obesidad aumentó 8 puntos porcentuales en el período 1988-1994, comparado con el sondeo de 1976-1980, mientras que se habían mantenido relativamente estables entre 1960 y 1980.

HOMBRES, LOS QUE MAS ENGORDARON

"En la última década, que sería entre 1999 y el 2008, no hallamos aumentos significativos en la prevalencia de obesidad entre las mujeres adultas, pero sí entre los hombres en el mismo lapso, de alrededor del 27,5 al 32 por ciento", dijo Ogden.

No obstante, más recientemente, los incrementos en los hombres parecen estar desacelerándose, lo que indica que no ha habido cambios en la obesidad de los varones entre el 2003 y el 2008.

"Es una buena noticia ver que no está aumentando a la tasa que lo hacía antes, pero no podemos relajarnos realmente. Todavía tenemos un tercio de la población que es obesa. Eso se ubica entre las (tasas) más elevadas del mundo", añadió la experta.

Ogden indicó que el estudio continuó hallando disparidades por edad y etnia. Los adultos más jóvenes son menos propensos a la obesidad que los mayores, mientras que los afroamericanos y ciudadanos de origen mexicano solían ser más obesos que los blancos.

En general, el 32,2 por ciento de los hombres estadounidenses eran obesos. Entre los blancos no hispanos, la cifra de obesos era del 31,9 por ciento, comparado con el 37,3 por ciento de los hombres negros.

La investigación reveló que el 35,5 por ciento de las mujeres eran obesas. Entre las blancas, la porción era del 33 por ciento, frente al 49,6 por ciento de las negras.

En los niños, el equipo halló que las tasas de obesidad mermaron en la última década, excepto entre los niños con sobrepeso excesivo.