Archivo de Público
Miércoles, 13 de Enero de 2010

Europa sopesa recortar más las emisiones

Reuters ·13/01/2010 - 17:42h

Los ministros de Medio Ambiente de la Unión Europea tratarán de pactar una estrategia para reavivar las conversaciones mundiales sobre el clima en una reunión en España esta semana, después de que fracasara la cumbre de Copenhague, organizada por las Naciones Unidas.

Se avecina la fecha límite propuesta por las Naciones Unidas para que los países se comprometan a reducir sus emisiones dentro de un proceso de la ONU, y los diplomáticos de la UE prevén que el bloque efectúe la oferta más baja de su rango de opciones.

Las conversaciones en la capital danesa el mes pasado desembocaron en un acuerdo básico que no llegó a alcanzar el objetivo original de forjar un sustituto para el Protocolo de Kioto una vez que éste expire en 2012.

"Afrontémoslo, no es lo que queríamos", dijo el martes en una conferencia en Bruselas el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso.

La UE se ha comprometido a reducir sus emisiones un 20 por ciento por debajo de los niveles de 1990 durante la próxima década. Pero también prometió antes de Copenhague que el bloque aumentaría dichos recortes hasta el 30% si otros países industrializados adoptaban pasos similares.

Las bajas ambiciones en Copenhague implica que es poco probable que la UE adopte un paso unilateral hasta el 30 por ciento, dicen los diplomáticos. Singapur también optó por la más baja de sus opciones tras Copenhague.

CAPA DE HIELO

España, que este semestre preside la UE, tratará de obtener un consenso en la reunión de ministros de Medio Ambiente en Sevilla el viernes.

"Uno de los puntos que se va deliberar a lo largo del consejo de ministros es (...) si nos quedamos con ese 20% o desde luego damos un salto cuantitativo en función de la comparabilidad que podemos de los esfuerzos de otros estados", declaró la ministra española de Medio Ambiente, Elena Espinosa.

"En España siempre lo hemos defendido (un objetivo de reducción del 30%), pero a mí me gustaría decir que en estos momentos queremos ser prudentes precisamente por este papel que nos toca desempeñar como presidencia europea", dijo a Reuters el miércoles en una entrevista.

Los ecologistas alegan que como resultado de la actual crisis económica, las emisiones europeas ya han caído por lo que ya es fácilmente alcanzable la reducción del 20 por ciento.

"El objetivo en realidad es tan bajo que la UE debería esforzarse mucho para no cumplirlo", dijo Joris den Blanken, de Greenpeace.

Antes de la reunión en Sevilla, los embajadores europeos congregados en Bruselas el miércoles para estudiar el acuerdo de Copenhague, que no evitará que el cambio climático entre en un terreno peligroso.

"Las ofertas conocidas en Copenhague no llegan a lo que la ciencia requiere para mantenerse dentro del objetivo de 2 grados (de ascenso de las temperaturas)", dijo un documento de una reunión de Bruselas.

Los compromisos sobre la mesa en Copenhague llevarían a un calentamiento climático de 3,5 grados para el año 2100, según el meteorólogo Stefan Rahmstorf del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático.

"Si vamos a un mundo de 3,5 grados, es muy probable que desestabilicemos la capa de hielo de Groenlandia, de un modo que no pueda detenerse", dijo el miércoles a periodistas. "La capa de hielo de Groenlandia, ella sola, podría elevar los niveles del mar siete metros".