Archivo de Público
Miércoles, 13 de Enero de 2010

Pakistán aboga por desarrollar la capacidad nuclear para contrarrestar a India

EFE ·13/01/2010 - 16:24h

EFE - El padre de la bomba atómica paquistaní, Abdul Qadeer Khan, pronuncia un discurso frente a legisladores durante una ceremonia en Rawalpindi (Pakistán), el 9 de enero. EFE/Archivo

La Autoridad Nacional de Control de Pakistán (NCA), el organismo que controla el arsenal nuclear paquistaní, acusó hoy a la India de llevar a cabo un "ambicioso programa de militarización" potenciando su arsenal nuclear y abogó por desarrollar una "capacidad disuasoria mínima".

"La India sigue persiguiendo un ambicioso programa de militarización y unas doctrinas militares ofensivas. Ha adquirido sistemas de armamento avanzados" y potenciado su capacidad nuclear, denunció la autoridad en un comunicado.

El organismo subrayó que "Pakistán no puede poner en compromiso su seguridad nacional ni el imperativo de mantener una capacidad disuasoria mínima creíble".

Según la nota, la NCA "reafirmó la política de Pakistán de contención y responsabilidad en su determinación por continuar con los esfuerzos de promover la paz y la estabilidad en el Sur de Asia", pero "subrayó la necesidad de evitar el conflicto y una carrera armamentística convencional en la región".

La NCA, una entidad compuesta por miembros de la cúpula civil y militar de la nación surasiática, celebró hoy en Islamabad su primer encuentro desde que a finales de noviembre de 2009 el presidente paquistaní, Asif Alí Zardari, delegase la jefatura del organismo al primer ministro, Yusuf Razá Guilani.

De acuerdo con la nota oficial, durante la reunión la autoridad también revisó los planes para generar energía nuclear con objetivos civiles bajo la supervisión del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Pakistán, único estado islámico en posesión de la bomba atómica, realizó sus primeras pruebas exitosas en el año 1998, pocas semanas después de que su potencia rival vecina, la India, hiciese también unos ensayos que aumentaban su capacidad nuclear.

Las relaciones diplomáticas entre ambos países se vieron enturbiadas a raíz del atentado múltiple contra la ciudad india de Bombay perpetrado por un grupo terrorista con base en Pakistán en noviembre de 2008, hecho que paralizó el proceso de diálogo que las dos potencias nucleares habían iniciado en 2004.