Archivo de Público
Miércoles, 13 de Enero de 2010

EEUU confisca, tras un juicio, un cuadro de Pissarro robado en Francia en 1981

EFE ·13/01/2010 - 00:40h

EFE - Las autoridades francesas habían mostrado una foto de Guelton, entre otras personas, a un antiguo vigilante del museo francés, quien lo identificó como el ladrón de la obra de arte. EFE/Archivo

Las autoridades estadounidenses confiscaron, luego de un juicio, un cuadro del pintor francés Camille Pissarro que fue robado en 1981 de un museo de Francia y que fue hallado más de veinte años después en EE.UU., informó ayer la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York.

La oficina que dirige el fiscal Preet Bharara detalló a través de un comunicado que el cuadro "Le marché aux poissons" fue confiscado el lunes por orden del juez Richard Sullivan, después de un juicio sobre el caso celebrado en Nueva York.

En 1981, Emile Guelton -un conocido ladrón de obras de arte- sustrajo el cuadro del maestro impresionista (1830-1903) del museo de Aix-les-Bains, en el sureste de Francia, escondido bajo la chaqueta, junto a otra creación de Auguste Renoir (1841-1919).

Cuatro años después, se puso en contacto con Jay Adelman, el dueño de una galería de arte de San Antonio (Texas, EE.UU.), para venderlo.

Luego, Sharyl Davis, una artista que por entonces estaba utilizando el espacio de esa galería, lo compró por 8.500 millones de dólares, y en 2003 se puso en contacto con Sotheby's para subastarlo por una cantidad que se creía que podría alcanzar entre 60.000 y 80.000 dólares.

Justo antes de la subasta, las autoridades francesas se pusieron en contacto con Guelton -cuyo nombre incluso aparecía en el catálogo de la venta- y éste confirmó que él había vendido el cuadro a Adelman.

Las autoridades francesas habían mostrado una foto de Guelton, entre otras personas, a un antiguo vigilante del museo francés, quien lo identificó como el ladrón de la obra de arte.

A raíz de ahí comenzó un proceso por el que Francia solicitó la devolución del cuadro que concluyó este lunes cuando un jurado determinó que "Le Marché" era susceptible de ser confiscado, porque había sido introducido de manera ilegal en Estados Unidos.