Archivo de Público
Miércoles, 13 de Enero de 2010

Ban expresa su preocupación por la situación en Haití y sigue la evolución de la tragedia

EFE ·13/01/2010 - 01:45h

EFE - El enviado especial de la ONU para Haití, el ex presidente estadounidense Bill Clinton, declaró: "Mis pensamientos y oraciones están con el pueblo de Haití". EFE/Archivo

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó su preocupación por la situación de Haití tras el fuerte sismo que sacudió al país caribeño, al tiempo que subrayó que sigue de cerca la evolución de la tragedia.

"Mi corazón está con los haitianos tras este devastador terremoto", dijo Ban, que añadió que se sentía "muy preocupado por la tragedia que afecta a los haitianos y al personal de la ONU que se encuentra allí".

La ONU tiene desplegada en Haití una misión de asistencia a ese país, Minustah, que cuenta con cerca de 6.700 militares procedentes de 17 países y ya participó en el socorro a las víctimas de los huracanes que afectaron a Haití en 2004 y en 2008.

El máximo responsable de Naciones Unidas añadió que ya ha "recibido algunos informes iniciales sobre lo ocurrido y seguimos los acontecimientos muy de cerca".

Haití sufrió hoy un terremoto de 7 grados en la escala de Richter que ha causado graves daños materiales y humanos en el país más pobre de Latinoamérica, pero todavía se desconoce el número de víctimas que se ha cobrado ese desastre natural.

El terremoto se produjo a las 21.53 GMT y el epicentro fue ubicado 15 kilómetros al suroeste de Puerto Príncipe, la capital del país, y posteriormente se sintieron tres réplicas menores.

Por su parte, el enviado especial de la ONU para Haití, el ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton, expresó su disposición a "hacer todo lo que sea necesario" para ayudar al pueblo haitiano tras el fuerte sismo sufrido en el país caribeño.

"Mis pensamientos y oraciones están con el pueblo de Haití", dijo Clinton mediante un comunicado difundido por la fundación que lleva su nombre.

Clinton señaló que sus colaboradores en la ONU, así como el resto de agencias del organismo, siguen la evolución de los acontecimientos en Haití tras el terremoto.

"Tenemos el compromiso de hacer todo lo que sea necesario para ayudar al pueblo de Haití en las tareas de rescate, recuperación y reconstrucción", agregó.

Además, la portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), Stephanie Bunker, dijo a Efe que se han iniciado los preparativos para enviar a Puerto Príncipe un equipo de la unidad de Coordinación y Evaluación de Desastres de las Naciones Unidas (UNDAC).

También indicó que equipos de búsqueda y rescate en todo el mundo están siguiendo los acontecimientos por si se necesita su asistencia.

El Centro de Advertencia de Tsunami del Pacífico emitió, además, una alerta de tsunami para Haití, Cuba, Bahamas y la República Dominicana, aunque después la levantó al entender que el peligro había pasado.

La misión de la ONU en Haití, que está dirigida militarmente por Brasil, fue creada en 2004 por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para restaurar el orden después del violento derrocamiento y salida del país del presidente Jean Bertrand Aristide.

Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Paraguay, Perú, Uruguay, Canadá, Estados Unidos, España, Francia, Italia y Jordania se encuentran entre los países que aportan fuerzas militares o policiales al Minustah.