Archivo de Público
Miércoles, 13 de Enero de 2010

1.200 mujeres sufren "riesgo alto" de agresión

Aído destaca que en 2009 los asesinatos descendieron un 27,6%

M. B. ·13/01/2010 - 00:20h

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, presentó ayer el balance de la violencia machista en 2009. - EFE

Ni una mujer muerta a manos de sus parejas. El titular fue posible durante los meses de enero y noviembre de 2009. Y la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, quiso destacar ayer este dato al presentar el balance de la violencia de género en 2009. Sin embargo, insistió en que "no hay que bajar la guardia". Entre otros motivos, porque la Policía cifra en 1.200 las mujeres en una situación de "riesgo alto o muy alto" de ser agredidas. Otras 13.000 sufren "riesgo moderado", según el Delegado del Gobierno contra la Violencia de Género, Miguel Lorente.

Para proteger a estas mujeres, el Ministerio puso a disposición de los jueces 3.000 brazaletes GPS el pasado agosto. Desde esa fecha y hasta el pasado 31 de diciembre, 167 agresores fueron obligados a portar un dispositivo electrónico de control por resolución judicial. Estos fueron impuestos por juzgados de todo el Estado, excepto en las comunidades autónomas de Murcia, Aragón y La Rioja, donde ningún juez los pidió.

Las alertas emitidas por los brazaletes activaron 735 protocolos por transgresión de los maltratadores de la zona de exclusión y otros 82 porque intentaron manipular las correas. Asimismo, Igualdad informó de que las mujeres pulsaron hasta 690 veces el botón del pánico para contactar con las fuerzas de seguridad ante el temor a sufrir una agresión inminente.

Reducción del 27,6%

Aído recordó ayer que 55 mujeres murieron en 2009 por violencia machista, lo que supone una reducción del 27,6% respecto al año anterior, cuando fallecieron 76. También es la cifra más baja desde 2003, fecha a partir de la cual existen datos estadísticos fiables. Otros cuatro casos siguen en investigación.

Entre las causas que explican esta disminución, la ministra quiso destacar la eficacia del sistema de protección que se activa al hacer una denuncia. En este sentido, remarcó que sólo 14 de las mujeres asesinadas el año pasado habían denunciado a sus agresores. Del resto, no había ninguna información ni evaluación de riesgo, por lo que "el sistema no pudo ponerse en marcha", agregó Aído.

Cada día, 380 mujeres denuncian a sus parejas o ex parejas por malos tratos. La tasa de homicidios por cada 10.000 denuncias se sitúa ahora en 3,9, frente al 5,2 de 2008. Por último, Aído destacó que el año pasado el 016, el teléfono de atención a las víctimas, recibió un total de 68.541 llamadas.