Archivo de Público
Miércoles, 13 de Enero de 2010

El Villarreal se despeña

El Celta gana de penalti en el último minuto

SALVA TORRES ·13/01/2010 - 00:00h


De penalti y en el último minuto. Así cayó eliminado el Villarreal, que firmó un triste partido y una tristísima despedida. De no ser por su inocencia, el Celta hubiera puesto la eliminatoria a su favor ya en la primera parte. Jugó más y mejor que el Villarreal, que asistió a las triangulaciones celestes como de si un convidado de piedra se tratara. Valverde se desesperaba viendo cómo sus jugadores se paseaban por El Madrigal. Los de Eusebio presionaban, soltaban el balón al primer toque, se desmarcaban y ya en el área exhibían su bisoñez. Delante, un grande que las vio venir y así le fue.

Hubo que esperar a la media hora para que el Villarreal luciera sus galones. Cani lanzó de lejos y probó a Yoel. Hasta entonces, la Copa tenía color celeste, aunque el triste empate de la ida beneficiara de momento a los de Valverde, imprecisos y, si no nerviosos, pasando más apuros de los previstos.

Iago Aspas tuvo la gran ocasión del Celta al poco de iniciarse la segunda mitad. Se deshizo de Godín y solo ante Diego López disparó y el meta rechazó con la pierna a córner. La grada suspiró entonando el nombre del guardameta. Definitivamente, los gallegos tuteaban a un Villarreal que palidecía a medida que pasaban los minutos. Pudo quitarse el miedo del cuerpo si Pires, a los 65 minutos, hubiera batido a Yoel, que despejó el disparo del francés, empatando en claridad de ocasiones.

El partido continuó abierto hasta el final. El Celta, ya con menos fuelle, se aferró a los contragolpes animados por Iago Aspas. El Villarreal quería pero ya no podía ganar, indolente toda la noche. Y el mazazo llegó con el tiempo al límite: penalti y gol de Trashorras. Un año más, los amarillos firman una penosa despedida del torneo copero.