Archivo de Público
Miércoles, 13 de Enero de 2010

ETA planeó hasta tres veces matar a Aznar con un misil

El juez Marlaska envía a prisión a Pedro María Olano por facilitar las armas al comando que intentó asesinar al entonces presidente del Gobierno en las elecciones vascas de mayo de 2001

 

ÁNGELES VÁZQUEZ ·13/01/2010 - 00:10h

Agente de la Guardia Civil conducen a Pedro María Olano tras su arresto. - EFE

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, lo calificó de presunto colaborador de ETA tras su detención, el pasado jueves en Lizartza (Guipúzcoa). Pero, ante la Guardia Civil, Pedro María Olano Zabala confesó una implicación con la organización terrorista mucho mayor. Él fue uno de los encargados de facilitar hasta en tres ocasiones a uno de los comandos armados de ETA los lanzamisiles necesarios para atentar, durante las elecciones vascas de mayo de 2001, contra el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar.

Por eso, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska decretó ayer, tras interrogarle, su ingreso en prisión por los delitos de integración en organización terrorista, tenencia de armas de guerra y explosivos y conspiración para cometer atentados. Este último delito se refiere al atentado que ETA preparó contra Aznar durante los desplazamientos que el entonces presidente del Ejecutivo realizó al País Vasco para arropar al candidato del PP a lehendakari en 2001, Jaime Mayor Oreja.

El deficiente funcionamiento del armamento evitó el atentado

Entrevistas e incautaciones

Olano, que el pasado mes de febrero fue condenado a dos años de cárcel por amenazar en 2007 a la alcaldesa de Lizartza (Guipúzcoa), Regina Otaola, del PP, se ha negado a declarar ante el juez y mucho menos a ratificar lo que manifestó en dependencias policiales. Pero Grande-Marlaska considera que existen suficientes pruebas para corroborar que formó parte del talde (grupo) del aparato logístico de ETA que trajo desde Francia a España los lanzamisiles con los que se quería atentar contra Aznar. Así cita los dos misiles SAM-7 interceptados en Francia a Mikel Albisu, Mikel Antza, y Soledad Iparragirre, Anboto; una entrevista a dos etarras publicada por Gara en mayo de 2009; y los lugares donde se encontraban los zulos identificados por el propio detenido.

Olano fue captado para ETA por Ignacio Iruretagoiena, alias Suny, detenido en Francia en septiembre de 2007. Ambos junto a Juan María Mujika Dorronsoro y Gregorio Jiménez Morales formaron un talde que empezó a operar en 2001. Su primera misión fue recoger un lanzamisiles en la localidad francesa de Guethary para entregárselo a un comando. "Esta entrega se materializó hasta en tres ocasiones, siendo recuperado otras tantas, por el no funcionamiento del mismo", señala la resolución dada a conocer ayer.

Olano confesó ante la Guardia Civil, pero no lo ha ratificado ante el juez

Los atentados iban a cometerse en el acto de inicio de campaña, en el que Aznar acudió al palacio Esukalduna de Bilbao, el 29 de abril de 2001; en un acto celebrado el 4 de mayo en el Kursaal de San Sebastián; y el 11 de mayo, en el polideportivo Sansomendi de Vitoria, como cierre de campaña. Iruretagoiena comprobó entonces que no había habido atentado porque el arma no funcionaba.

En la entrevista de Gara a los etarras Argi y Gaubeko, a la pregunta de si ETA dispone de misiles, estos responden: "Ahí está lo que han afirmado los peritos y expertos en armas del Ejército francés. Los misiles para derribar aviones arrebatados a ETA fueron activados en tres intentos de atentado contra José María Aznar. Por desgracia, las acciones no cumplieron su objetivo".

Reestructuración del talde

Fue identificado por la carta que su compañero de talde envió a su hija

Tras una cita en Francia, Iruretagoina y Jiménez son considerados "quemados" y se marchan a vivir a Francia. Olano y Mujika perdieron entonces el contacto con ETA. No lo retomaron hasta 2006, cuando forman un talde ellos dos solos. Su misión vuelve a consistir en traer material a España. Lo esconden en zulos en La Alberca (Salamanca) y en la zona de Aldaba-Txiki, cerca de Tolosa. Según el auto de prisión, Olano ha ayudado a localizar esos escondites con una precisión que sólo es posible en una persona que formaba parte del talde logístico.

El grupo realizó estas labores hasta principios de 2008, cuando Mujika huye a Francia y Olano vuelve a quedar descolgado de la actividad terrorista.

La clave, una misiva

El auto explica cómo llegó la investigación hasta Olano. Una carta es la clave para identificarlo. Se la dirige Mujika a su hija Irati, que fue detenida el pasado mes de noviembre en la operación desarrollada contra los miembros de Segi. La misiva dice: "No sé si antes de tu detención tuviste tiempo de avisar a mi amigo, al de siempre, ya sabes a quién me refiero. El de Lizarra, el que detuvieron en relación al asunto de la alcaldesa (...). Ya ha pasado un tiempo, pero yo no veo las cosas muy claras, y si al final tengo que quedarme en Iparralde, quisiera saber si la txakurrada [como llama ETA y su entorno a las fuerzas de seguridad] está al corriente de lo que hicimos nosotros". La Guardia Civil comprobó que ese amigo era Olano.