Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

España confía en el apoyo de los ministros a las prioridades para salir de la crisis

EFE ·12/01/2010 - 23:02h

EFE - El secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido (i), saluda a la Vicepresidenta de la Comisión Europea Margot Wallstron, hoy en La Granja (Segovia), donde el secretario de Estado español ha recibido a los ministros para Europa de la UE con quienes compartirá una cena oficial.

Los ministros para Europa "seguro" que van a dar su apoyo y sus consideraciones a las grandes prioridades de España durante la Presidencia de la UE, como salir de la crisis con una sostenida recuperación económica o lograr que la UE hable sólo con una voz en el mundo en política exterior.

Esta es una de las cuestiones que tiene claras el secretario de Estado para la UE, Diego López Garrido, muy pocas horas antes de que comience la primera reunión ministerial informal de la Presidencia Española del Consejo de la UE, que se celebrará en el Real Sitio de San Ildefonso-La Granja.

López Garrido ha dedicado esta tarde previa a mantener encuentros bilaterales con el viceministro para Asuntos de la UE de Bulgaria, Konstantin Dimitrov; con la viceministra de Asuntos exteriores de Lituania, Asta Liauskiene, y con el secretario de Estado para Asuntos Europeos de Rumanía, Bogdan Mazuru.

El último encuentro se lo ha dedicado a la vicepresidenta de la Comisión Europea, Margot Wallström, cuyo apoyo es necesario en el inicio de la Presidencia española, porque es quien luego tiene que lanzar las iniciativas.

En declaraciones a EFE, López Garrido ha explicado que este encuentro informal de ministros se ha situado al principio de la Presidencia para recibir el apoyo y las sugerencias de los 27 en los temas prioritarios, incluido que la UE "sea una verdadera unión, donde la palabra solidaridad sea importante".

"Y que los ciudadanos la vean como su casa común, como esa familia que tiene que actuar solidariamente, especialmente cuando hay dificultades, como es en este caso en relación con la crisis económica", ha matizado.

Konstantin Dimitrov le ha transmitido al secretario de Estado español el deseo de Bulgaria de entrar en la eurozona y que, probablemente, para febrero, pase ya a formar parte en lo que denomina mecanismo de cambio, dos años antes de entrar en el euro.

Asimismo ha informado de que su país también quieren entrar en la zona Schengen, para lo que necesitan cumplir una serie de requisitos referentes al sistema judicial o control de fronteras, entre otros.

De cumplir las premisas, de acuerdo con López Garrido, "a España le resulta positiva la iniciativa búlgara, para que se engrandezcan las zonas euro y la Schengen", consideradas como dos grandes conquistas de la UE.

Lituania tiene una especial preocupación por su dependencia energética de Rusia, según le ha transmitido Asta Liauskiene a López Garrido, quien ha coincidido con ella que una de las prioridades de esta Presidencia debe ser la seguridad energética, la diversificación de fuentes energéticas y las interconexiones".

Con Mazuru, de Rumanía, López Garrido ha compartido la "importancia de la colaboración entre ambos países en proyectos de infraestructuras, con el fin de que este país sepa aprovechar bien los fondos estructurales que tiene, lo mismo que hizo España al comienzo de su entrada en la UE".

Asimismo, en un ambiente de buena amistad y de "excelentes relaciones" diplomáticas, ambos políticos han hablado de la importancia de la presencia de empresas españolas en Rumanía y de los ciudadanos rumanos que viven en España.

Para el final ha quedado el encuentro con la Vicepresidenta Margot Wallström, al que el secretario de Estado para la UE ha calificado de "muy interesante, porque en el momento en que empezamos la Presidencia española necesitamos más que nunca a la Comisión".

López Garrido ha añadido que es la Comisión "quien tiene que lanzar las iniciativas que están en nuestro programa y nosotros, después, impulsarlas en el Consejo y en el diálogo con Parlamento Europeo".

Y es que la Presidencia española entiende que la presencia de Wallström en esta reunión informal "es muy importante", a juicio de López Garrido, "porque vamos a tratar de asuntos que tienen que ver con el desarrollo del Tratado de Lisboa, de temas tan concretos como la iniciativa legislativa popular que requiere, a su vez, una iniciativa de la Comisión".