Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

México tiene la "certeza" de que en su territorio no se originó la epidemia de gripe A

EFE ·12/01/2010 - 22:49h

EFE - El ministro de Salud, José Ángel Córdova, habla hoy, 12 de enero de 2010, durante una rueda de prensa en Ciudad de México, donde indicó que tiene "la certeza" de que en su territorio no se originó la epidemia actual de gripe A debido a que se registraron casos previos en otros países, como Estados Unidos.

El secretario de Salud de México, José Ángel Córdova, afirmó hoy que tiene "la certeza" de que en su territorio no se originó la epidemia actual de gripe A debido a que se registraron casos previos en otros países, como Estados Unidos.

"No fuimos el primer caso del mundo", dijo el ministro durante un desayuno con medios de comunicación extranjeros en Ciudad de México, e indicó que el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. reportó dos casos de niños de California infectados con el virus antes que sucedieran los primeros contagios mexicanos.

"En 1996 hubo casos (de AH1N1) en Estados Unidos y no todos han sido reportados", dijo, pero indicó que es "arriesgado" afirmar con exactitud dónde se originó la enfermedad.

Existe la creencia de que México es el origen de la pandemia mundial porque la nación latinoamericana fue la primera en dar la alerta mundial sobre la presencia del virus el 23 de abril de 2009.

Incluso en el poblado de La Gloria, una comunidad del estado de Veracruz, ubicada en las faldas del cerro Cofre de Perote, en el este de México, hay una estatua en honor al niño mexicano Édgar Hernández Hernández, conocido como el "niño cero" por ser considerado por algunos como el primer contagiado con el virus H1N1 en el mundo.

Los habitantes de esa población tienen esa sospecha porque cerca del lugar se ubica una planta de la empresa Granjas Carroll, una de las principales productoras de cerdo de México.

Sin embargo, el Gobierno mexicano ha descartado esa posibilidad tras realizar análisis de laboratorio a los cerdos de la empresa.

Córdova aseguró hoy que, si bien Hernández Hernández fue el primer caso "reportado" en el país en abril, cuando se analizaron muestras anteriores de otros enfermos se comprobó que una de ellas, tomada el 10 de marzo de 2009 en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (IMER) de México, era positiva al H1N1.

El niño "ni fue el primer caso de México ni mucho menos del mundo", aseguró el funcionario.

Desde que fue detectada la epidemia en México a finales de abril de 2009, en el país se han contabilizado 69.071 contagios y 901 decesos, aunque desde hace dos meses las autoridades sólo toman muestras al 10% de los pacientes con síntomas de gripe A, como lo recomendó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El ministro sostuvo que la enfermedad se encuentra "absolutamente controlada" y detalló que no hubo en los últimos meses "un incremento sustancial en el número de casos", al punto que en los 25 hospitales federales de México sólo hay 38 pacientes conectados a un respirador artificial de un total de 150 personas hospitalizadas.

Los medicamentos "nunca han faltado" y el "reto ahora es la campaña de vacunación" que se lleva a cabo en el país, aseveró.

El país ha adquirido 30 millones de vacunas, de las cuales han llegado ya 12 millones de dosis y se han aplicado unas 800.000 entre la población más vulnerable, incluidos mujeres embarazadas y empleados y médicos del sector salud.

Entre las vacunas que se encuentran en el país se cuentan 5 millones de dosis que Canadá prestó a México y que la nación latinoamericana devolverá en marzo cuando reciba el resto de las dosis que ya ha comprado.

"Dado el comportamiento del virus, si logramos esa vacunación, es muy probable que este virus se convierta en uno habitual, como uno estacional en el próximo invierno, (...) y que podamos levantar la alerta a fines de marzo", concluyó.