Archivo de Público
Miércoles, 13 de Enero de 2010

La pirueta más difícil delante del Sevilla

Por vez primera en la era Guardiola, el Barça debe remontar un resultado contrario en una eliminatoria

A. CABELLO / R. VILAR ·13/01/2010 - 08:00h

El equipo hexacampeón se ha acostumbrado ya a grandes funciones. A espectáculos abrumadores en el que viento casi siempre soplaba a favor. Fue cómodo navegar siempre con el aire de espalda empujando la nave. Esta noche, tendrá la travesía más complicada. La brisa le fue contraria en el partido de ida de los octavos de final de Copa del Rey ante el Sevilla y ahora tocará remontar esta noche en el Sánchez Pizjuán (22 horas, C+)

Remontar. Un verbo de lo más futbolístico, pero que el Barcelona no necesitó conjugar en ninguna de las eliminatorias que disputó el año pasado. Siempre tuvo el marcador más o menos a favor, salvo en el 0-0 de las semifinales de Champions ante el Chelsea. Llega al Pizjuán con un 1-2 desfavorable que hace necesaria una pirueta todavía desconocida en el Pep Team. ¿Cómo afrontará el equipo catalán el partido para superar esa desventaja?

A pesar del resultado de hace una semana en el Camp Nou, el mensaje de Guardiola y el que transmite la plantilla es claro: irán a por la eliminatoria. "Lo intentaremos", dijo el técnico. Para nada se considera la Copa un objetivo menor. Los azulgrana se la toman como un reto, quieren pasar a cuartos por orgullo, no para acallar bocas. En el ambiente se respira confianza en que el equipo pueda superar esta nueva prueba a pesar de la dificultad.

Como ya es costumbre, el Barcelona viajará hoy mismo a Sevilla, aunque Guardiola sí que dio ayer la lista de convocados. Será una expedición de 19 jugadores, en la que principal novedad será la vuelta de Ibrahimovic tras cumplir sanción ante el Tenerife. El que se quedará en Barcelona será el mexicano Márquez. "Ha jugado los dos últimos partido y no quiero sobrecargarlo", argumenta Guardiola.

El equipo titular será una mezcla de titulares y suplentes, tal y como viene siendo habitual en esta competición.

Un rival tocado

El Sevilla afronta este partido con la esperanza del resultado de la ida y el miedo de los últimos fiascos en casa. Hace mucho que no celebra una victoria en el Pizjuán, aunque esta noche hasta una derrota por 0-1 podría valer. En otras circunstancias, el equipo estaría más envalentonado, pero los últimos precedentes llaman, con buen criterio, a la precaución y más si se tiene delante al mejor equipo del mundo.

Manolo Jiménez guardará hasta esta misma mañana la lista de convocados. Si nada cambia, Jesús Navas y Perotti podrán estar a su disposición, con lo que podría repetir el mismo esquema de tres medias puntas que tan buen resultado le dio en la ida.

El Sevilla mira con ilusión la Copa. Si supera al Barcelona y cae el Valencia ante el Deportivo, quedaría como uno de los grandes favoritos para llegar a la final del próximo 26 de mayo. Hoy puede dar el primer paso.