Archivo de Público
Miércoles, 13 de Enero de 2010

La menor trans se sintió mujer a los cinco años

El cirujano que la operó dice que es mejor intervenir "lo antes posible"

A. M. V. ·13/01/2010 - 02:00h

El cirujano Iván Mañero, ayer. - EFE

No hay ninguna lista de espera en la Sanidad pública que se prolongue durante 11 años. Ése es el tiempo que una menor estuvo conviviendo con su cuerpo masculino a pesar de saber que su género era el femenino. Iván Mañero, cirujano responsable de la primera operación de cambio de sexo realizada a un menor en España, explicó ayer a los periodistas que su paciente comenzó a sufrir disforia de género malestar provocado por la diferencia entre el sexo que se asigna a una persona y el que esta considera como propio a la edad de cinco años. "Tenía una cabeza de mujer en un cuerpo que se desarrollaba como un hombre", manifestó.

La paciente fue intervenida sin ser mayor de edad, con 16 años, por lo que ha vivido un complejo proceso burocrático. Según explicó el médico que hizo la intervención en Barnaclínic, un centro privado ubicado en el recinto del Hospital Clínic (Barcelona), la operación pudo desarrollarse al fin la semana pasada tras una batería de pruebas forenses.

Fue necesario que quedara acreditado ante un juez que había un diagnóstico claro, que la paciente tenía un buen estado físico, que había concluido su pubertad y que su estado mental era el adecuado.

Tras la autorización judicial, Mañero afrontó una complicada operación, pagada por la familia de la joven, que en dos horas y media cambió sus órganos sexuales masculinos por una vagina.

La menor, que se encuentra bien de salud y hace ya vida normal, recibió apoyo psicológico previo en el Clínic durante más de tres años. También se sometió a un tratamiento hormonal, requerimiento obligatorio para este tipo de intervenciones.

Para Mañero "no hay ninguna diferencia entre operarse a los 16 o a los 18 años, siempre que el diagnóstico sea claro". "Aunque cada caso es particular, operarse lo antes posible comporta más beneficios", dijo. El especialista subrayó que el apoyo familiar, cada vez más frecuente, a los pacientes de estas operaciones es muy importante.

Autorización judicial

La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) expresó ayer su satisfacción por la operación y pidió que deje de ser necesaria la autorización judicial en este tipo de operaciones en menores.

Según denunciaron en un comunicado, el trámite judicial "retrasa inexplicablemente la realización de la cirugía de reasignación sexual y vulnera el derecho al libre desarrollo del o la menor". Desde el colectivo, se señaló que "negar la transexualidad hasta la mayoría de edad sólo alarga el sufrimiento de la juventud trans".