Archivo de Público
Miércoles, 13 de Enero de 2010

Frei denuncia los vínculos pinochetistas de Piñera

El candidato derechista no fichará a ex ministros de la dictadura

SOLEDAD PINO ·13/01/2010 - 02:00h

Los candidatos presidenciales Sebastián Piñera (izq.) y Eduardo Frei miran la hora antes del debate.

Una antigua herida, las violaciones de los derechos humanos, fue el tema que marcó el único debate televisivo mantenido entre los dos candidatos presidenciales chilenos, quienes se vieron las caras por última vez antes de las elecciones de este domingo.

Los sondeos apuntan a que, tras 20 años de gobiernos de la alianza de centro-izquierda llamada Concertación, las elecciones del 17 de enero entregarán el poder a la derecha.

El debate televisivo de la noche del lunes enfrentó a los dos candidatos más votados en la primera vuelta celebrada el 13 de diciembre: el representante de la derecha, el multimillonario Sebastián Piñera, que logró un 44% de los votos, y el senador democristiano Eduardo Frei, de la Concertación, que obtuvo un 30%.

Piñera promete que investigará el asesinato del padre de Frei

Ambos candidatos vestían iguales y ambos se caracterizaron por su débil oratoria. No obstante, los analistas vieron en Frei un mejor manejo en el contenido temático, posiblemente debido a su experiencia como presidente de Chile entre los años 1994 y 2000.

Y fue Frei quien propinó el primer golpe, al criticar a Piñera por sus vínculos con la derecha pinochetista.

El representante de la Concertación critica el plan económico rival

Piñera que fue el único dirigente de la derecha que públicamente dijo no a la permanencia de Pinochet en el poder, en el plebiscito del 1988 contestó: "Usted, senador Frei, no tiene una superioridad moral a la mía en esta materia. Me siento tan demócrata como usted, y sabe bien que me opuse a las violaciones de los derechos humanos desde el comienzo del Gobierno militar".

Acorralado en el debate

Durante la semana pasada, Piñera ha esbozado en diversas declaraciones que, si llega a formar Gobierno, no lo hará con ex colaboradores de Pinochet. Por ello, en el debate fue emplazado a decir, sin ambigüedades, si contaría con estos en su Gabinete. El candidato, acorralado, respondió: "Creo que no va a haber ningún ministro del Gobierno militar en mi Gobierno", y declinó referirse a otro tipo de colaboradores.

"Hay un sector del país que no ha querido reconocer lo que vivimos", replicó a su vez Frei. "No tengo críticas respecto del señor Piñera, pero tengo muchas frente al sector que él representa".

El candidato del oficialismo sacó a relucir que su padre, el ex presidente Eduardo Frei Montalva, fue asesinado por la policía secreta de Pinochet, según ha determinado la Justicia en las últimas semanas.

Piñera dijo que, si llegaba a la jefatura del Estado, haría todo lo que estuviera al alcance del Ejecutivo para esclarecer la muerte del ex mandatario: "La búsqueda de la verdad y la justicia es algo que debe continuar", dijo el multimillonario, propietario del canal Chilevisión y principal accionista de la línea aérea Lan Chile.

Los fantasmas de la dictadura pinochetista han estado bien presentes a lo largo de la campaña. En la tarde de ayer, un grupo de diputados presentó un proyecto para suprimir la llamada Ley de Amnistía, impuesta por Pinochet, y que deja sin sanción penal a los autores de crímenes y violaciones de los derechos humanos cometidos en Chile entre 1973 y 1978. Además, el debate televisivo coincidió con la inauguración del Museo de la Memoria, un espacio de 5.500 metros cuadrados que rinde homenaje a las víctimas de la dictadura.

En relación con otros temas, Frei criticó la flexibilidad laboral que, a su juicio, defienden quienes apoyan a Piñera y también sostuvo que es imposible, como propone el candidato de la oposición, crear un millón de puestos de trabajo sin la inversión del Estado. Además, el abanderado de la Concertación acusó a la derecha de querer bloquear la distribución en los consultorios públicos de la píldora poscoital, a pesar de que Piñera apoya la medida.