Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

Un juez de EEUU embarga 1,7 millones de dólares de cuentas de Argentina

A petición de fondos de inversión especulativos que reclaman el pago de bonos, según el ministro argentino de Economía

EFE ·12/01/2010 - 20:12h

El ministro argentino de Economía, Amado Boudou, informó hoy de que un juzgado de Nueva York embargó cuentas de Argentina a petición de fondos de inversión especulativos que reclaman a Buenos Aires el pago de bonos soberanos en mora desde 2001. En una rueda de prensa, Boudou agregó que el juez de la Corte de Nueva York Thomas Griesa ordenó un embargo preventivo por importe de 1,7 millones de dólares de cuentas de Argentina, aunque admitió que la medida podría llegar a alcanzar los 15 millones de dólares.

El embargo pesa sobre cuentas del Banco Central argentino, envuelto por estos días en un conflicto institucional con el Gobierno por el uso de las reservas monetarias para el pago de deudas. Boudou llevó un mensaje de "tranquilidad" a los argentinos y calificó al juez neoyorquino como un "embargador serial", ya que actuó en varias oportunidades "buscando en todos y cada uno de los lugares posibles hacerse de fondos para pagar a acreedores conocidos como fondos buitres".

El embargo fue solicitado por los fondos Dart y Elliot, dos de los inversores institucionales que rechazaron en 2005 la reestructuración de deuda de Argentina en mora desde 2001, cuando estalló una grave crisis económica en el país sudamericano. Estos inversores han optado por la vía judicial para reclamar el pago de sus millonarias tenencias de bonos en cese de pagos.

Caída de los bonos

Según Boudou, desde el inicio la semana pasada del conflicto con el Banco Central, que se niega a atender la decisión del Gobierno de habilitar el uso de reservas para pagar deudas, se ha registrado una fuerte caída de valor de los bonos argentinos, de entre el 5,7 y 8,5%, y un aumento del 12% en el índice de riesgo país.

El ministro sostuvo que existe una "fuerte presión en contra de los títulos argentinos y del canje que se pretende llevar adelante" para reestructurar títulos por 20.000 millones de dólares que no se acogieron al canje de 2005, parte de los cuales están en manos de los fondos especulativos. "Pareciera que los fondos buitres tuvieran representantes en Buenos Aires, que parece que pretenden hacer operaciones de endeudamiento para Argentina a tasas altas (...). Pareciera ser que hay una conspiración para que Argentina pague la mayor tasa de interés posible", denunció Boudou.

El ministro consideró que esta situación jurídica se debe en parte a las dilaciones por parte del Banco Central en la creación de un fondo por 6.569 millones de dólares provenientes de reservas monetarias para saldar deudas, cuya conformación fue ordenada por un decreto por la presidenta argentina, Cristina Fernández.