Archivo de Público
Martes, 12 de Enero de 2010

Yushchenko acusa a Tymoshenko de buscar el poder absoluto

Reuters ·12/01/2010 - 20:09h

El presidente ucraniano, Viktor Yushchenko, lanzó el martes un duro ataque contra la primera ministra, Yulia Tymoshenko, antes de las elecciones presidenciales que se celebrarán el domingo, acusándola de estar empeñada en acaparar el poder absoluto a cualquier precio.

"Estoy convencido de que está preparada para iniciar cualquier acción social y no tener en cuenta ningún resultado electoral. Esta persona no valora ni las leyes, ni la democracia, ni la decisión suprema de los votantes", dijo en rueda de prensa.

"Necesita el poder absoluto porque es lo único que puede protegerla", dijo.

El ataque, inusualmente afilado, de Yushchenko a su antigua aliada de la "revolución naranja" de 2004, dio la impresión de que incluso preferiría a su anterior adversario, Viktor Yanukovich, como presidente antes que a Tymoshenko.

Yushchenko se convirtió en presidente en una tercera ronda de votación sin precedentes tras unas protestas masivas contra el fraude electoral que llevó a que se anulara la victoria de Yanukovich, que contaba con el respaldo de Moscú.

Tymoshenko estuvo junto a Yushchenko, usando su poderosa retórica, para mantener a miles de manifestantes en la calles durante las frías noches de invierno y ejercer la presión sobre el "establishment" post-soviético.

ella como primera ministra - se distanciaron y las relaciones han derivado en una franca hostilidad.

"La principal amenaza a los resultados de la elección y a su objetividad, procede de la candidatura de Tymoshenko," dijo en su última gran rueda de prensa antes de los comicios.

Las últimas encuestas de opinión publicadas muestran que Yushchenko tiene pocas opciones de ser reelegido. Se prevé que Yanukovich y Tymoshenko se enfrenten en una segunda vuelta el 7 de febrero.

"PROYECTO DEL KREMLIN"

En las primeras elecciones desde 2004, está en juego el futuro lugar de Ucrania en Europa y las relaciones con el antiguo controlador Rusia, que se han deteriorado bajo el gobierno de Yushchenko.

La iniciativa de Yushchenko de lograr la adhesión a la alianza militar de la OTAN, borrando la historia soviética y el intento de forjar una identidad ucraniana han enfurecido a Moscú.

Tanto Yanukovich como Tymoshenko han dicho que trabajarán para mejorar las relaciones con Rusia, pero también se han comprometido a llevar el país hacia la principal corriente europea.

La Unión Europea, en principio favorable a sus ambiciones en la OTAN y en la propia UE, está frustrada con la constante agitación política que ha vivido Ucrania durante los últimos cinco años.

Mientras Tymoshenko y Yushchenko discutían, el país se ha sumergido en una profunda recesión económica y sus divisiones han puesto en peligro un rescate de 16.400 millones de dólares (11.300 millones de euros) del Fondo Monetario Internacional.

Tymoshenko trabajó el año pasado para mejorar los lazos con Moscú, desarrollando una relación cordial con su homólogo, Vladimir Putin. Pero esto ha derivado en acusaciones del bando de Yushchenko que la califican como un secuaz de Moscú.

Yushchenko dijo que las elecciones del domingo suponían una clara opción para los ucranianos y renovó la acusación de que Tymoshenko y Yanukovich eran parte de una única coalición de fuerzas del Kremlin.

"Si no encontráis la fuerza para apoyar a Yushchenko en la primera ronda, estaréis apoyando el proyecto del Kremlin", declaró.